Los retos ante la globalización

69

En una oportunidad Fidel Castro dijo: “La globalización es como la ley de la gravedad y todos los países caerán en forma irremediable”, parece que los cubanos lo están tomando y varios países latinoamericanos le han hecho caso omiso y ahora están viviendo severas crisis sociopolíticas. El proceso globalizador tiene su génesis con el derrumbe del Muro de Berlín en 1989 y la consecuente disolución de la Unión Soviética, considerados los hechos del inicio de la apertura e interdependencia entre naciones y de una nueva era de las relaciones en la humanidad. La mayoría de las elites dominantes latinoamericanas con gobiernos democráticos,  entendieron esta realidad y desarrollaron las estrategias políticas dentro del marco global y las regidas por sistemas centralistas, retrocedieron al paradigma del “Estado Poderoso” de la década de los sesenta. Estos últimos, se aislaron con consecuencias negativas para el desarrollo sustentable  y la calidad de vida de los pueblos.

Los grandes retos para ingresar con ventaja en el proceso globalizador, requiere políticas concretas de modernización del Estado para disponer de una visión de futuro, tanto en la estructura endógena y la infraestructura funcional de la nación en los escenarios de relación tanto inmediatos regionales como mediatos internacionales. Esta circunstancia le permitirá al Estado como ente jurídico de la nación, tener un concepto claro de que todos los países dependen de los otros y que lo que sucede en un lugar puede tener consecuencias en todos los rincones del mundo. Existen muchos ejemplos de esta relación directa y los más recientes se pueden citar: el ataque a las Torres en Nueva York y el derrumbe de los precios del petróleo, Es necesario considerar que el empleo de los recursos disponibles y potenciales, dependen de los instrumentos tecnológicos, los conocimientos globales y los beneficios de la competitividad, serán  los del valor agregado del intercambio comercial.

Las naciones dentro la dinámica de la globalización, tienen que entender  que la  soberanía y la trascendencia como nación en el marco nacional e internacional, las decisiones políticas y económicas en gran medida dependen directamente de la relación con los factores de poder globales.  Las naciones que no tengan una visión estratégica para hacerle frente a los vaivenes de la política y en especial de la economía mundial, corren el gran riesgo de verse comprometida la soberanía, la sustentabilidad política y la solvencia económica como nación libre y moderna. La globalización es un proceso irreversible por los adelantos tecnológicos de las comunicaciones digitales  con la llamada autopista de la información, la disponibilidad de los datos en forma exponencial ha facilitado el intercambio para el desarrollo de las ciencias en todos los niveles gerenciales y de servicios interpersonales.  La  globalización  ha tenido sus grandes ventajas,  dentro de la revolución tecnológica  ha facilitado la expansión del conocimiento y los  avances de las ciencias en bien de humanidad y del desarrollo industrial para la mejor calidad de vida de los pueblos.

El proceso globalizador inmerso en las llamadas “ciencias fácticas” o de la realidad de la sociedad mundial, también ha tenido sus desventajas dentro las relaciones de la economía mundial como factor preponderante  en la ecuación de la oferta y la demanda, llegando a cambiar las relaciones entre naciones del poder político al poder económico. El mejor ejemplo lo tenemos con el cambio de Estados Unidos como mayor consumidor de energía petrolera pasando a ser el mayor productor mundial, invirtiendo la ecuación del comercio energético, trayendo la debacle de los precios afectando a toda la economía mundial y en especial a los países productores. Estamos viviendo una globalización nociva de capitales, finanzas y el comercio sin precedentes en la historia, cada día aparecen los llamados “paraísos fiscales”, representado una dicotomía o arreglo entre el bien y el mal sin el control legal de los Estados, siendo fuerzas que afectan a las economías nacionales.

Gral. de Brig. oscarroviro@gmail.com

y @rovirov

Oscar Roviro Villamizar