Repelencias 257

181

Pulqueria tiene sus vainas, caballeros. Ahora dice que el último alarido de la moda es llevar barriguita en señal de estar disfrutando de la situación del país. -Fíjate, sobrino. La inmensa mayoría de los amigos nuestros van con su figura entelerida, mostrando el hambre colectiva que sufrimos todos. –Pulque, ¿qué pasó con el pantalón de kaki que te di para que ajustaras el botón de la pretina? Melquiades grita al ver cómo le baila esa prenda que no aguanta más ajustes. –Ya me dicen 7 huecos por los orificios hechos a la correa, caramba.

La inmensa mayoría de los venezolanos refleja su tristeza y preocupación ante la situación de violación contra los derechos humanos de tanta gente. Ah, rigor, paisanos.

El rey Pelé respondió así en una entrevista el pasado sábado. –Pelé, ¿la selección de Brasil en México 70 le ganaría al Brasil de esta copa América? – Claro que sí, señorita. El marcador quedaría 1 a 0 a favor de ese grupo en México. –Me parece que un gol es poco, considerando la calidad de esos jugadores, acotó la periodista. –Tal vez tenga usted razón, dijo el rey. Lo que pasa es que la mayoría de nosotros ya tenemos más de 70 años. Buej…

En el grupo del sanedrín se entró en preguntas intencionadas de la gente culta a la mayoría de “incrédulos” alrededor de la mesa en la Santorini. –¿Dónde cayó la primera bomba atómica?, pregunta Jesús Melo, aragüeño y más gocho que nosotros. –¡Hiroshima…Nagasaki! Es la respuesta de todos, quienes apuran su intervención para demostrar sus conocimientos en materia bélica mundial. –Nada, compañeros. -Están más lejos que Pregonero del sitio donde lanzaron esa maldición universal por primera vez, sorprende Jesús. –Les doy una semana para que investiguen y después revisamos, amigos. En eso quedamos.   

Mal de muchos, consuelo de tontos. La Copa América nos dejó un amargo y dulce con eso del VAR. –Nos eliminaron los argentinos, dice Cosme. Pero, ellos, los colombianos, chilenos y uruguayos también salieron sudando frío. Recuerda lo que decía Martín Emilio “Cochise” Rodríguez, cuando disputaba a Carlos Julio Siachoque el trofeo de una Vuelta al Táchira, por los años 80, carretico. –La gente siempre se acuerda del primero. -Nos vemos en las eliminatorias para Qatar, sonríe el viejo socarrón.

Llegaron las lluvias y los viejos zapatos grulla entraron en acción. Algún sonido sueltan y la humedad entre los deditos se hace presente al quitar las medias. –Meta eso en cloro junto con las medias blancas de jugar pelota en el Latino, ordena la señora Marucha a su hijo. Es bravo sacar el color barro que suelta ese campo deportivo. (Carlos Orozco Carrero)