Andrade promete dignificar la salud, educación y seguridad de los tachirenses

700
“Nadie me puede señalar,  a pesar de las dificultades, hemos cumplido 175 obras y hemos tratado de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de Michelena, queremos llevar esa gestión eficiente a todo el  pueblo del Táchira”, asegura Fernando Andrade

Fue electo en los 29 municipios en asambleas socialcristianas, luego de medirse con otros líderes de la tolda verde en internas; dos veces alcalde de Michelena y un período como concejal de Michelena, el municipio más limpio del estado, y ser líder polí- tico oriundo de esta tierra andina, son su mejor carta de presentación. Fernando Andrade nunca ha ocultado su aspiración a ser gobernador del Táchira, lleva dos años recorriendo el estado, lo que le ha permitido conocer de cerca las necesidades en materias de salud, educación y seguridad social y personal, aspectos en los cuales espera basar su plan de gobierno, en unidad y “sin mezquindad”.

Es devoto del Santo Cristo y la Virgen María. Su primera acción como gobernador sería convocar a todas las personas “de buena fe” que quieran colaborar en la construcción de un nuevo estado. “Nuestra alianza es de líderes territoriales por el cambio -recalca-, lo cual va a más allá de tener una posición política de partido en el tarjetón electoral o de cobrar políticamente una gobernación”.

De no resultar electo, asegura que estará del lado del abanderado de la Unidad. “Trabajamos incansablemente para no defraudar a nuestro estado”, y si gana las primarias y la Gobernación, desea tener a los demás aspirantes a su lado para reconstruir al estado.

Defiende, como una “necesidad imperiosa”, reactivar la economía y exigir con argumentos al poder nacional la apertura de los pasos fronterizos”.

La recuperación de la Lotería del Táchira figura entre sus prioridades. “Las farmacias sociales están quebradas. Incluso acabaron con el Instituto de Beneficencia Pública, a través del cual teníamos acceso a medicinas, camas clínicas, ayudas para operaciones y dotaciones a alcaldías e instituciones educativas”.

Considera vital instaurar un plan de recuperación de la red ambulatoria, porque “no funciona y no hay medicamentos, por eso está colapsado el Hospital Central de San Cristóbal”.

“Más allá de decir que construiremos nuevos hospitales, debemos iniciar un plan de mantenimiento de los que hoy tenemos,”, explica el precandidato.

Por ejemplo, destaca que: “El hospital Ernesto Segundo Paolini, de Colón, cuyo quirófano lleva siete años cerrado; en el ambulatorio de Michelena, hace cinco años no se atiende un parto; en el hospital de Rubio, los quirófanos dejaron de funcionar hace año y medio; y el hospital de La Grita está en similares condiciones. En San Félix, Ayacucho, hay una infraestructura gigante que está abandonada y no fue concluida”.

En la zona norte del Táchira, relata, “solamente funcionan dos ambulancias, una de ellas de la alcaldía de Michelena, que llega a hacer hasta ochenta traslados mensuales”.

Composición

Sugiere asistir y hacer convenios con los cuerpos de bomberos, que a su vez pueden coordinar con PC para conformar una red de seguridad y prevención en el estado, con un gobernador que tenga la voluntad de apoyarlos.

Aunado a eso, plantea Andrade un programa de clasificación de los residuos sólidos y optimización de la energía. Afirma que Michelena es el único municipio del país que pertenece al Plan Bandera Azul Ecológica de Costa Rica. “Reciclamos vidrio y plástico, y 20 familias trabajan en el plan de compostaje. Se han formado 45 profesores en convenio Unesco – Comunidad Europea, que contribuirán con la preservación ambiental”.

Condena que “70 % de las escuelas están abandonadas” y se confiesa enemigo de que se designen a dedo los directores de las instituciones, defiende la meritocracia. “En todas las escuelas abundan las fotos de Chávez y de Maduro -critica-, pero no hay un laboratorio, un instrumento para la música, hay dificultades con el PAE, y lo sé porque hemos apoyado algunas instituciones”, sostiene.

De igual modo, considera que es urgente un plan de mantenimiento de patrullas y motos de los cuerpos de seguridad y reivindicar a los efectivos.

— De llegar a gobernar, ¿cómo haría para cumplir sus metas con un Gobierno nacional adverso a su ideología política?

— Yo no tengo ningún tapujo en ir a sentarme con Vielma Mora para ir a exigir los recursos de nuestros municipios, lo he hecho. El único alcalde del país que trabaja en un Simoncito comunitario y ha invertido más de 120 millones de bolívares, es este servidor, porque a un gobernante no le debe importar de dónde viene el plan, sino garantizar la comodidad de nuestros profesores y niños -sostiene Andrade-.

Comenta el aspirante que construyó un edificio de seis pisos y, “hoy, la escuela tiene personal pago por el sistema de orquestas; los bedeles y vigilante pagados por la alcaldía, pero el valor agregado es que tenemos 750 niños estudiando música en Michelena y han ido representar a Venezuela en varios países”.

— ¿Cómo decirle a la gente que está descontenta que vote por los candidatos de la Unidad y por usted?

— Cuando jugamos en unidad, motivamos a nuestro electorado, a ese 80 % de los venezolanos que queremos el cambio; tenemos la posibilidad de hacer valer el voto, una herramienta pacífica y constitucional, un acto de rebelión, ¡votando los vamos a derrotar! -exclama-. Eso nos permitirá reivindicar la lucha de todos los ciudadanos -asegura-.

Argumenta Andrade que: “No es lo mismo luchar sin gobernaciones que luchar contra un gobierno nacional con 23 gobernadores aliados, es una tarea totalmente distinta. Estamos participando en un esquema unitario, muchas opciones y corrientes, y estamos seguros de que recuperando las gobernaciones tendremos la fuerza política para recuperar la esperanza, la calidad de vida de los ciudadanos en la frontera y que quienes se fueron regresen para aportar y luchar por la libertad”.

— ¿Y por qué no participaron en la Constituyente, a fin de ganar más espacios?

— Las bases comiciales no eran las más idóneas para esa convocatoria. Esa Constituyente nació viciada, de haber sido otras las condiciones, hubiésemos participado y ganado. Hoy 80 % de los venezolanos quiere cambio y, por desanimo o desmotivación, no nos podemos dar el lujo de tener un gobernador durante los próximos cuatro años dirigiendo este estado desde Caracas o por teléfono; esta crisis es culpa de que quien manda no gobernó bien -argumenta-.

— ¿Quiénes estarían en su gabinete de Gobierno?

— Estarían los mejores. En la Lotería, más que un político estaría un buen gerente, capaz de levantar la institución. Incluso, este será un gobierno de unidad, en los cargos políticos estarán representadas las organizaciones que hacen vida en el estado; tendré un gobierno compartido, donde quepa la sociedad; y que, en vez de dar una gota de amor a las escuelas, les demos un chorro de amor, cariño, trabajo y esfuerzo.

(Leidy Zafra)