“Cifras de personas que se van aumentan por el deterioro de la calidad de vida”

844
Carlos Casanova, director del Centro de Estudios de Frontera e Integración de la Universidad de Los Andes, (CEFI).

Cifras aportadas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) indicaron que en los últimos tres meses medio millón de venezolanos abandonaron el país, dada la crisis humanitaria.

Cifras que pueden ser imprecisas ya que muchos de los que se van hacen uso de su doble nacionalidad o las posibilidades familiares que les permitan obtener cédulas de residencia, destacó Carlos Casanova, director del Centro de Estudios de Frontera e Integración de la Universidad de Los Andes, (CEFI).

Casanova indicó que las cifras actuales irán en aumento como consecuencia del deterioro de las condiciones de vida en Venezuela. “Se vive en la franja de la sobrevivivencia, en un proceso de empobrecimiento y ruina que no se detiene, en condiciones que van empeorando, y la salida más próxima es la migración”, expresó el también profesor de la ULA.

El directo de la CEFI destacó que estamos en presencia de un despoblamiento, que se siente aún más en los pueblos. “El lugar de encuentro son las colas de gasolina, de alimentos; sin servicios básicos. Al venezolano la vida le está pasando en cámara lenta”, expresó.

Asimismo, dijo Casanova, la Comunidad Internacional debe realizar un análisis del grave problema del éxodo que los afecta, atacando las causas, y no  las consecuencias. “La migración se frenará cuando las causas que la provocan desaparezcan”.

“El venezolano no ve solución en lo inmediato ni en el corto plazo, por eso no encuentra razones para quedarse y muchas para irse”, sentenció. (Marialice Rangel / Pasante de la ULA)