“Colombia es el artífice de las bandas paramilitares”

408
Freddy Bernal estuvo en el programa de VTV Dossier con Walter Martínez.
Freddy Bernal estuvo en el programa de VTV Dossier con Walter Martínez.

“Tenemos un reto grande: reactivar la producción nacional en medio de la amenaza imperial, en medio de esta inclemente guerra, del ataque financiero; pero a pesar de eso el 10 de enero Nicolás Maduro se estará juramentando para su próximo período como presidente”.

Con esta afirmación Freddy Bernal, presidente de Corpoandes y protector del Táchira reiteró como el pueblo de Venezuela se prepara para otra nueva victoria de la democracia tras las elecciones del próximo 9 de diciembre; señalamiento efectuado durante entrevista realizada por el periodista de guerra Walter Martínez, transmitida a través de Venezolana de Televisión la noche de este martes.

Durante la entrevista Bernal hizo alusión al Manual de Guerra No Convencional, denominado bajo la numeración TC 0182010, que ve su génesis en la Doctrina de Reagan, sobre los conflictos de baja intensidad, que implica tomar la hegemonía de los territorios no de forma directa sino promoviendo guerras internas, guerras económicas, el paramilitarismo, el outsourcing.

“Hay un manual de guerra no convencional del año 2010 de las Fuerzas Especiales del Ejército Norteamericano; quiero señalar que la guerra no convencional es el conjunto de actividades dirigidas a posibilitar el surgimiento de movimientos de resistencia o insurgencia, para coaccionar o derrocar un gobierno mediante el empleo de una fuerza de guerrilla”, explicó y así se dio a conocer a través de un boletín informativo.

Recalcando cómo se ha venido teorizado sobre los mecanismos de guerra no convencional y las estructuras de este tipo de guerra que van desde la insatisfacción con la administración política, económica, social; incremento de la agitación; infiltración de la administración; reclutamiento y adiestramiento de instructores; presión abierta o encubierta sobre el gobierno; acciones guerrilleras, de acuerdo a lo expuesto.

Táchira el sostén de Norte de Santander

Bernal explicó como especialista en el área con detalle, cómo se ha venido ejecutando una invasión paramilitar silenciosa por tierras tachirenses cuya economía se basa en la extracción de recursos. “Colombia es el artífice de las bandas paramilitares, las que yo denomino el ISIS de América Latina; bandas que han sido formadas por el Gobierno Colombiano, amparadas y protegidas por el Ejército y la Policía Nacional de Colombia”.

En este sentido, dijo en la entrevista como el eje de los municipios García de Hevia, Ayacucho, Pedro María Ureña, Bolívar, y Rafael Urdaneta han sido usados para la implementación de este manual de guerra no convencional que se ampara en la proliferación de grupos irregulares como forma de invasión y de debilitamiento de la economía local.

“Cinco municipios en frontera con Táchira y del lado de Colombia a la altura de Puerto Santander; ubicamos la banda Los Rastrojos,  dirigida por Neco Clip, quien se mueve entre Tibú y La Fría, controlando contrabando de gasolina, medicamentos, alimentos y cualquier acción delictual; luego más abajo hay varias bandas como el cartel del Golfo de Escobar, la Organización Paramilitar de la frontera, los Urabeños, y las bandas gaitanistas, las cuales están plenamente identificadas”, enumera.

Contexto que le permite afirmar que la economía de Norte de Santander está sostenida por el contrabando de gasolina, así como decir que el 40 por ciento de lo que se produce en Venezuela, se va hacia el vecino país.

“En el Táchira circulan 160 mil vehículos y se consume más gasolina que en Caracas, de acuerdo con estudios de PDVSA; 1 millón de galones diarios salen de Venezuela hacia Colombia; 45 mil barriles de gasolina se bachaquean diariamente, 55% de lo que se consume en Venezuela. 12 mil familias se benefician del contrabando en Norte de Santander”, revelando datos que dan cuenta de cómo el crimen organizado se beneficia de los recursos venezolanos en el eje Cúcuta, Chinácota y Bucaramanga.

Cifras que recalca,  le dan el soporte para asegurar que alrededor del contrabando crece el paramilitarismo y el narcotráfico. “Para procesar 1 kilo de hoja de coca, se necesitan 36,5 galones de gasolina; según la agencia de drogas de EEUU en Colombia se producen 900 toneladas de cocaína que se producen al año; lo que da como resultado más de 36 millones de litros de gasolina, que Colombia no tiene y que vienen de la República Bolivariana de Venezuela”.

Destaca el accionar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de la Dirección de inteligencia Militar, así como de la Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, las cuales han enfrentado en múltiples ocasiones las amenazas que se ciernen desde la frontera colombo venezolana.

Sin embargo, reconoció que estas mafias han comprado conciencias “estamos luchando contra las fuerzas del mal, tenemos detenidos, casos los cuales inmediatamente hemos informado al MG Padrino López, ministro de la Defensa”.

Durante la entrevista recordó el momento cuando el presidente Maduro le asigna la labor de ser el protector del estado Táchira. “¿Presidente y cuál es la misión? – A lo que el mandatario nacional respondió: ve a enfrentar la guerra múltiple de la burguesía colombiana contra Venezuela- Y bueno, eso estamos haciendo”.

Sobre el particular detalló como a la fecha se ha logrado en los últimos 6 meses la desarticulación de 34 bandas paramilitares; 173 individuos están siendo procesados por los tribunales competentes, los más peligrosos trasladados a Caracas; otros han pasado fiscalía en Táchira y a tribunales militares; igualmente, detalló que han sido abatidos 12 individuos de altísima peligrosidad.

“No puede haber un solo lugar de la República Bolivariana de Venezuela que se denomine paramilitar; hemos dado duros golpes al narcotráfico, a las mafias que atacan el cono monetario; todo bajo el respeto de los derechos humanos y las leyes de Nuestra Constitución: el derecho a la defensa, la presentación ante tribunales y esgrimir sus argumentos”.

Esfuerzos que se suman a las capacidades organizativas del pueblo, a través de la conformación de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción, los cuales en su opinión se han convertido “en las armas de resistencia ante la guerra no convencional, pues no solo distribuyen, sino que forman, organizan, movilizan, atacan a la guerra mediática y forman parte de la defensa integral de la nación” y así se dijo en el boletín de prensa del Protectorado Táchira.