“La administración pública es víctima de la crisis nacional”

780
La mandataria regional cumplió con la entrega al Contralor del estado Pablo García de su informe de gestión.

En la presentación de su Memoria y Cuenta del ejercicio fiscal 2018, la Gobernadora afirmó que: “necesitamos un cambio social obligado y trascendental, es lo que está esperando esta tierra pujante como lo es el Táchira”.


El equipo de Gobierno asistió al ente contralor.

Presupuestos insuficientes, diáspora de talento humano y profesionales,  devaluación descontrolada que no permite el cumplimiento de metas físicas en los lapsos establecidos, pésimas comunicaciones y movilidad, son para la Gobernadora del estado Laidy Gómez, parte de las deficiencias que se encuentran en la administración pública, por la crisis nacional  que atraviesa el país.

La Gobernadora, acudió el pasado miércoles a la Contraloría General del estado, a fin de presentar su Memoria y Cuenta, correspondiente al  ejercicio fiscal 2018.

—La administración pública es una de las principales víctimas de la crisis que estamos viviendo, es una realidad que nos afecta a todos,  no solo a quienes tenemos una condición política distinta, es toda la administración pública nacional-, expresó.

“Cambio social obligado”

Indicó, la primera mandataria regional, que en las instancias de la administración pública se padecen las mismas dificultades “no poder ejecutar una nómina para cancelar a tiempo, no poder materializar un presupuesto porque no hay banca o sistema electrónico, y lo vivimos todos los entes de la administración pública, y si hablamos de metas físicas y gastos operativos, estamos en la misma condición”.

Precisó que no se trata de justificar ni dejar a un lado las responsabilidades que se tienen cuando se asume un cargo público, “no podemos negar que nos golpean situaciones duras que perturban y entorpecen la buena ejecución para cumplir con las metas físicas y dar soluciones oportunas al pueblo”.

Indicó que quienes están al frente de la administración pública es porque tienen aún inmenso compromiso con el pueblo, “necesitamos un cambio social obligado y trascendental, es lo que está esperando esta tierra pujante como lo es el Táchira”.

Sus prioridades

La gobernadora Gómez,  junto a su equipo de gobierno, dijo en la Contraloría que su prioridad está sustentada en lo social y la salud, “a pesar de nuestros esfuerzos no estamos cumpliendo ni siquiera el 20 por ciento de la demanda social que tenemos. Ningún ente nacional, regional o municipal, tiene el presupuesto para hacerlo”.

Precisó que en momentos de crisis los políticos deben estar preparados para asumir retos, “la historia nos juzgará si lo hicimos bien o mal, eso lo determinará el tiempo, y en  nuestro caso estamos haciendo todo por la población”.

Déficit contra la vialidad

Destacó Laidy Gómez que la administración pública regional depende de un presupuesto nacional para desarrollar políticas públicas cónsonas con la situación,  pero a la vista de los ciudadanos está el déficit que afecta la vialidad y demás servicios que debe prestar la gobernación. 

Añadió que en este momento se realizan evaluaciones para evitar la fuga de talentos, pero la mandataria asegura estar consciente de que no se trata de buscar un bono o aumentar el sueldo, sino de un cambio estructural que permita a todos los trabajadores recibir una remuneración que valga por su tiempo.

Advertencia del Contralor

Por su parte, el Contralor del estado Pablo García reiteró que la Memoria y Cuenta de la gestión 2018 de la Gobernación del Táchira, será examinada por un personal profesional, con la finalidad de determinar que los recursos financieros hayan sido destinados en salvaguarda del patrimonio público estadal.

—En mi condición de máxima autoridad de este Órgano de Control Fiscal Externo y su personal, reiteramos a la Administración Pública regional nuestro compromiso que esta actividad de control posterior será realizada por un personal profesional y con estricto apego a los principios de legalidad y transparencia que deben regir sobre la operaciones administrativas, presupuestarias, financieras y contables-, advirtió.

Augusto Medina