Gutiérrez promete liberar al Táchira “del chantaje y la opresión y abrir paso a la inversión”

747

“Este es un país quebrado, aquí quien esté prometiendo puentes, acueductos, carreteras o autopistas, simplemente está engañando a la gente. Mientras no sigamos con firmeza en nuestra lucha por la libertad para rescatar la democracia que no existe, es no será posible”, sostiene Patricia Gutiérrez de Ceballos


Es fiel a sus convicciones de lucha por la libertad del Táchira, el país y los “presos por la dictadura”. Es alcaldesa de San Cristóbal, electa en 2014 con 88.433 votos, 5.709 votos más de su antecesor y esposo Daniel Ceballos, quien continúa preso por “rebelión”. Patricia Gutiérrez, nació en Maracaibo, pero se siente hija del Táchira, tierra que la acogió hace 18 años y por la cual desea trabajar desde la Gobernación, para “liberar a su pueblo del chantaje y la opresión, y abrir paso a la inversión y la descentralización”.

Promete, de llegar a ser gobernadora, que “más nunca será utilizada la Gobernación ni la Policía del Táchira para perseguir, amenazar, amedrentar o chantajear a nuestros productores del campo, ni la policía para reprimir o encarcelar a quienes piensan distinto”.

Asegura que el solo hecho de generar ese espacio “brindará la oportunidad de trabajar en paz en este estado que necesita del mayor esfuerzo de todos para construir progreso”.

Luce su franela con la estampa de Ceballos y un rosario en el cuello como amuleto. Reconoce que estar en funciones de gobierno genera gran aceptación, pero también está consciente de cierto rechazo a su aspiración. No obstante, confiesa que los lugares en los cuales ha trabajado siente el cariño y el respaldo de la gente por la lucha política que encarna.

Admira el optimismo de muchos que, aunque no están bien, entienden de qué se trata esta “batalla desigual ante el régimen”.
Manifiesta que decirle a la gente que desde la Gobernación hará hospitales, nuevas carreteras o infraestructura es insensato, porque “el país está en ruinas”; aunque sí es partidaria de que por autogestión se pueden ejecutar los proyectos de la mano de gente del Táchira, administrando los recursos de manera eficiente y transparente.

Considera que respetar las tendencias políticas y trabajar de la mano de todos los alcaldes “es clave” para dar solución a los principales problemas de los tachirenses, y destaca que eso no se ha podido hacer, ya que los proyectos y propuestas que presentan en los Consejos de Planificación no son tomados en cuenta.

— Si ha sido difícil la comunicación entre usted como alcaldesa y el gobernador Vielma, para conseguir recursos, ¿de ser electa gobernadora, cambiaría eso, si debe entenderse con el presidente Maduro?

— Los alcaldes somos víctimas de un ataque continuado, desde la destitución de doce burgomaestres electos por el pueblo, el encarcelamiento de algunos, el exilio de otros, hasta la limitación del desembolso de los recursos que por ley corresponden a los municipios. Sin embargo, -subraya- aquí hemos dado solución al problema de la basura, el embaulamiento de La Carora, después de quince años, que era un problema álgido en la zona industrial de Las Lomas; estamos asfaltando las calles, el empalme vial de la zona industrial de Paramillo hacia Cárdenas, se han colocado más de 30 mil toneladas de asfalto en zonas comerciales y residenciales— expone Gutiérrez de Ceballos.

Aclara que lo hecho hasta ahora “no es suficiente, en tiempos en los que la economía hiperinflacionaria, el desabastecimiento y el alto costo de la vida afectan tanto a los gobiernos regionales como a los locales. Ninguno podrá responder 100% a las necesidades de nuestros ciudadanos, porque la causa mayor de todas las limitaciones está en Miraflores”.

— La gente critica que después de un saldo de heridos, muertos y detenidos, ustedes se postulen, usted se opuso a las elecciones y luego aceptó contarse. ¿Por qué?

— Reclamé y exigí con firmeza cumplir con el mandato del 16 de julio, porque teníamos los cuerpos de seis tachirenses en la morgue cuando se anunció la elección regional. Que la Unidad no haya hecho un planteamiento claro, respetuoso y serio a los ciudadanos, generó mucha decepción y desesperanza en la gente, me pareció irrespetuoso con las familias de las víctimas de la represión— asevera.

Composición por Ángel Escalante

Además, aduce que hasta el viernes antes de la inscripción de su candidatura, la exigencia de su equipo fue que desde la AN se designaran los cinco nuevos rectores del CNE, pero “al no haber la voluntad política, lamentablemente, tuvimos que avanzar en las postulaciones”.

Aún así, advierte Gutiérrez de Ceballos: “los venezolanos nos mantendremos firmes, y ese es nuestro llamado, a aceptar, hablar con honestidad y verdad, a reconocer los errores que la dirigencia política hemos tenido, pero avanzar con fuerza, elevar esa esperanza, a no quedarnos sumidos en la decepción y la abstención, porque a eso juega la dictadura”.

“Si nos organizamos, participamos y cuidamos cada voto en los centros electorales, de seguro que vamos a ganar la Gobernación del Táchira”, ratifica la precandidata.

— De llegar a ser electa candidata de la Unidad y gobernadora, ¿cuál sería su primera acción de Gobierno? y ¿qué áreas serían prioridad?

— Hay que revisar la institución, para ver cómo fortalecer el gobierno regional, todos los entes descentralizados, reestructurar y acoplar un espacio de trabajo para que responda a las necesidades de la gente que por años ha estado en indefensión, amenazada y chantajeada. Y, liberar ese espacio representa garantizar la libertad del pueblo para trabajar sin limitaciones— asegura la aspirante al Palacio de Los Leones.

“Rescatar esta Gobernación dará la confianza de que incluso se pueda recibir apoyo para ayudar y aliviar la mengua que hoy tiene el pueblo del Táchira en salud y alimentación”, ratifica.

Gutiérrez de Ceballos, cree en la necesidad de trabajar de la mano del sector privado y de otros gobiernos demócratas del mundo que, -explica- han tendido su mano solidaria y “pueden ayudarnos con la apertura de un canal humanitario por la frontera”.

Asegura que a más de dos años del cierre de la frontera, “quedó demostrado que separaron a las familias, propiciaron una debacle económica, la xenofobia y la discriminación”. Ante eso, sugiere recomponer relaciones, dar oportunidades para que la economía se levante, comparte la idea de desarrollar la Zona Económica Especial para revivir un espacio valioso y luchar por la descentralización.

— ¿Al día de hoy, siente que ganará las primarias de la MUD?

— Tenemos el apoyo de la gente que respalda nuestra lucha. Hemos estado allí desde el día uno en defensa de los derechos humanos, del lado de los más desprotegidos y afectados por la dictadura, con los familiares de las víctimas de la represión, de los presos políticos y con un pueblo indefenso que ve en nosotros la esperanza y que reconoce la buena voluntad para trabajar con honestidad y hacer las cosas bien—esgrime.

Cree que el principal reconocimiento a la lucha que encarna es “la irreverencia, la fuerza, la claridad con la que siempre hemos hablado y el coraje con el que denunciamos cada atropello y arbitrariedad, y estaremos allí desde cualquier escenario”.

— De ser electa candidata y, luego, gobernadora, ¿quiénes estarían en su Gobierno?

— Es importante involucrar a notables profesionales en las mejores áreas, debe ser un gobierno de amplitud, donde todos nos podamos sentir representados, no de una parcela. Hay que rodearse de los mejores para avanzar en función de lo que sufre y padece este pueblo—apunta.

 

(Leidy Zafra)