Licoreros se quejan de procedimientos arbitrarios de las autoridades policiales

2912
Johnson Delgado, junto a representantes del sector licorero, se quejan de lo que ellos califican de atropellos por parte de autoridades policiales en contra de sus negocios.

El presidente de la  Cámara de Licoreros del estado Táchira, Johnson Delgado, denunció que los integrantes de este gremio en el estado, pero sobre todo de la capital tachirense “son sometidos a procedimientos policiales en los que se violan los derechos a los comerciantes legalmente  constituidos para estas funciones, lo cual genera molestia y hasta pérdidas por los cierres o sanciones, mayormente cometidos por funcionarios de la Policía del estado Táchira”.

En reunión con más de 100 agremiados del sector, Delgado, igualmente expuso que sumado a la difícil situación económica que ha disparado los precios de los licores, que causan pérdidas elevadas a los comerciantes, “tenemos un acoso constante en nuestros locales por parte del director de Politáchira, que ha ordenado en ocasiones el cierre de muchos de éstos, generando un caos a la ya difícil situación que padecemos, por lo que exhortamos a que se reconduzcan estas acciones”.

Durante los últimos cuatro años -prosiguió-, hemos tenido una caída sostenida de los inventarios en nuestros negocios, caída en las ventas, aumento de impuestos nacionales, regionales y municipales, los cuales nos pechan  económicamente, eso redunda en contra de nuestros intereses, aunado a que la inseguridad también nos tiene agobiados.

“Últimamente tenemos inspecciones diarias de la Policía regional, se cierran nuestros negocios, se  expiden multas y se hacen confiscaciones de los productos, en muchas ocasiones de manera arbitraria, lo cual pues afecta seriamente nuestra actividad, que dicho sea de paso, genera importantes fuentes de trabajo, pero que ahora se están perdiendo por estos hechos”, precisó.

“Queremos sentarnos con autoridades regionales y nacionales, exponerles nuestra difícil situación, pero que respeten nuestro derecho al trabajo, ya que todos estamos legalmente habilitados para este comercio y que a la cesen las persecuciones y confiscaciones de nuestros inventarios, pues de lo contrario, van a condenar al cierre de decena de comercios y por ende, la pérdida de muchos empleos”, precisó.

Pablo Eduardo Rodríguez