Piden a fiscal de la Corte Penal Internacional investigar informe por “crímenes de Maduro”

285
Walter Márquez.
Walter Márquez.

El exdiputado de la Asamblea Nacional, Walter Márquez, remitió ante la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional en La Haya, Fatou Bensouda, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en Washington, un análisis preliminar sobre “la grave violación de derechos humanos en Venezuela, con base al informe presentado por Zeid Ra’ Ad al Hussein, alto comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, sobre “violaciones y abusos de los derechos humanos en el contexto de las protestas en Venezuela, del primero de abril al 31 de julio de 2017”, presentado el pasado 30 de agosto y ratificado este lunes 11 de septiembre de 2017, en la 36ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU, en Ginebra).
En este escenario, Ad al Hussein pidió una investigación internacional sobre el “uso excesivo de la fuerza por las autoridades de Venezuela”, estimando que puede tratarse de crímenes contra la humanidad. “La investigación sugiere la posibilidad de que se hayan cometido crímenes contra la humanidad (…) y exhorto al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a lanzar una investigación internacional sobre la violación de los derechos humanos en Venezuela”, afirmó Ad al Hussein en Ginebra, durante la apertura de la 36ª Sesión inaugural de esta institución.
Igualmente, informó Walter Márquez que esta semana la Secretaría General de la OEA, en Washington, ha convocado a varias sesiones de trabajo para “evaluar los posible crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela”.
De acuerdo al análisis presentado por Márquez, en el informe de Ad al Hussein, además de señalar “graves violaciones de derechos humanos, se tipifican crímenes de lesa humanidad de acuerdo al artículo 7, numeral 1 del Estatuto de Roma, de la Corte Penal Internacional, aunque se limita a describir las violaciones y abusos de los derechos humanos y no evalúa el tema de crímenes de lesa humanidad”.
—Al examinarlo con detenimiento, se determina que se cometieron múltiples delitos, los cuales aumentaron con la implementación del Plan Zamora, a través del cual se recrudeció la represión, con homicidios que alcanzaron la cifra de 124, de los cuales 46 fueron cometidos por los organismos de seguridad de Venezuela y 27 por grupos paraestatales autodenominados colectivos, así como el uso de armas letales, resultando lesionadas 1.958 personas y más de 10.000 afectadas, quienes no denunciaron por temor a una nueva represión por parte del Estado; en estos hechos se tipifica el delito de asesinato contemplado en el artículo 7, numeral 1, literal “a”, del Estatuto de Roma -detalló Márquez-.
Del informe también se desprenden otros delitos que están contemplados como crímenes de lesa humanidad en dicho artículo, en sus distintos literales, entre ellos, “el deterioro de la calidad de vida causado por la inflación, grave escasez de alimentos, medicamentos y energía eléctrica, el aumento de la pobreza y un alto grado de desnutrición infantil, que está enmarcado como delito de exterminio, en el literal “b” de esa norma de derecho internacional”.
Igualmente se señalan las “encarcelaciones violando el debido proceso y, de acuerdo con este informe y el Foro Penal Venezolano, fueron 5.051 personas las detenidas de manera arbitraria”.
— Solo en el Táchira encarcelaron a 334 ciudadanos, muchos de los cuales fueron detenidos de manera ilegal, a partir de pruebas falsas; también se utilizó la justicia militar para procesar a 609 civiles que estaban al margen de un conflicto armado”, violándose de manera flagrante el literal “e” del mismo artículo.
En la comunicación enviada a la CPI en La Haya por el parlamentario jubilado, se indica que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de acuerdo al artículo en cuestión, ha cometido múltiples crímenes de lesa humanidad, por los casos de torturas y malos tratos, según el literal “f”; abusos sexuales, señalados en el literal “g”; la persecución política a la oposición, especialmente a miembros de la Asamblea Nacional, donde se reseñan más de 90 ataques y 44 intimidaciones contra ellos, además de la persecución de alcaldes y gobernadores opositores, lo cual se enmarca en el literal “h”; las desapariciones forzadas de personas, establecidas en el literal “i”, y otros actos inhumanos que se tipifican en el literal “k”, por los graves sufrimientos causados, por los allanamientos ilegales y destrucción de residencias y viviendas. (LZ)