Sergio Vergara: “Venezuela está en un proceso similar a la gesta que comenzó el 19 de abril de 1810”

333
El diputado Sergio Vergara recibió la orden Don Gervasio Rubio, en su primera clase.

 

“Los venezolanos hemos sacado a la luz, a la vista del mundo, nuestra realidad, la de un régimen que oprime a su pueblo, que persigue y amedrenta, que hostiga y asesina, que no se detiene en su afán de aferrarse al poder y que ha quedado desnudo ante el mundo como un violador de derechos humanos, corrupto y despiadado”.

El anterior texto corresponde a parte del discurso del diputado a la Asamblea Nacional, Sergio Vergara, quien fungió como orador de orden durante la sesión solemne que organizó el Concejo Municipal de Junín para celebrar  los 208 años de la proclamación de la independencia de Venezuela.

Durante la sesión solemne, el presidente del Concejo Municipal, Jesús Sarrmiento, y el vicepresidente Francisco Rincón, junto al resto de ediles,  condecoraron al Sistema Nacional de Orquestas y Coros infantiles y Juveniles de Venezuela, núcleo Rubio, en memoria de su fundador, el maestro José Antonio Abreu,  y distinguieron con la orden Don Gervasio Rubio, en su primera clase, al diputado Sergio Vergara.

Vergara,  en su discurso frente a los concejales, historiadores y el pueblo de Rubio, hizo  un paralelismo entre la historia y la actual situación que viven los venezolanos, y manifestó que: “hoy Venezuela está en un proceso muy similar a lo que fue la gesta que comenzó el 19 de abril de 1810, que fue el primer destello de soberanía popular y búsqueda de la independencia”.

Recordó lo sucedido durante el último año en el país,  cuando las personas salieron a las calles en rechazo a la decisión tomada por el Tribunal Supremo de Justicia contra la Asamblea Nacional: “el pueblo venezolano salió a las calles a manifestar, tal como lo hicieran las cortes de Cádiz, el Cabildo y el pueblo de Caracas, en defensa de su parlamento y de su democracia, una Asamblea Nacional que como cuerpo tiene legitimidad de origen (derivada de los 14 millones de votos obtenidos el 6 de diciembre de 2015) y legitimidad de ejercicio, basada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

—Además –continuó- , esa funesta sentencia del TSJ compartía la función y las capacidades legislativas entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial, ratificando a Nicolás Maduro como el tirano que destruye a la República, así como José Bonaparte lo hizo con España, cortando de golpe y porrazo el Estado de Derecho, la constitucionalidad y la autonomía, control y equilibrio de poderes, pasando los venezolanos, de  ser ciudadanos, a ser simplemente súbditos que están sometidos al poder”.

Vergara recordó que los ciudadanos, bajo la premisa de que “cuando la tiranía se hace ley, la rebelión es un derecho”, se organizaron junto a los diputados a la Asamblea Nacional y salieron a las calles, “para hacerle saber en masa nuestro rechazo, tal y como el cabildo y el pueblo de Caracas lo hicieron en 1810 frente al Capitán General Emparan, haciéndole decir: “Yo tampoco quiero mando”.

El diputado por Voluntad Popular manifestó que ante todo este panorama, “Maduro, por el contrario, se afianzó en su posición de tirano, buscando concentrar todo el poder a cualquier costo, deslegitimándose aún más,  convocando una ilegítima, ilegal y fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente para intentar acabar con la institucionalidad de la  Asamblea Nacional.

—De nuestra historia -indicó-  hay que aprender que no debemos escatimar esfuerzo ni sacrificio alguno, aun a costa de nuestras vidas, por la causa de la libertad. Los diputados de la Asamblea Nacional, Gilber Caro y Renzo Prieto, siguen presos a pesar de tener inmunidad parlamentaria y ser inocentes; Freddy Guevara, hospedado en la Embajada de Chile en Caracas víctima de la persecución y la amenaza; Julio Borges, Luis Florido y Tomás Guanipa, perseguidos y señalados, así como Leopoldo López, Daniel Ceballos, José Vicente García, Juan Giraldo, Gregory Sanabria, y tantos tachirenses que permanecen en las mazmorras de la dictadura por defender la causa de la libertad.

Sergio Vergara fue enfático al manifestar que “ayer la Constitución, y el fortalecimiento de la República significa luchar por más de 10 años; pero hoy ni siquiera la desesperanza puede significar el abandono de la causa de la recuperación de la democracia, de la libertad y de la República. Nadie dijo que esta sería una lucha sencilla, sin obstáculos, retrocesos, desilusiones, derrotas y pérdidas irreparables. O que una sola victoria sería definitiva”. (LZ)