miércoles 27 enero, 2021
InicioPolítica“Ya el pueblo habló y vamos a seguir preguntándole”

“Ya el pueblo habló y vamos a seguir preguntándole”

581 views

El candidato por el voto lista nacional de Esperanza por el Cambio, para la Asamblea Nacional (AN), Yiobany Blanco, habló sobre su visión respecto a los futuros comicios a realizarse este 6 de diciembre, así como también sobre la consulta plebiscitaria que llevará a cabo un sector opositor venezolano.

Sobre el plebiscito, el aspirante al parlamento fue tajante al decir que ya todo el país conoce la opinión del pueblo acerca de la continuidad del presidente de la República, Nicolás Maduro, por lo que ve infructuoso que se realice otra consulta para conocer lo que ya se sabe.

“Ya el pueblo dijo que quería un cambio, vamos a ejecutarlo. La gente necesita soluciones”, comentó, al mismo tiempo que defendió el derecho al voto y los próximos comicios parlamentarios.

Aseguró que estas elecciones son constitucionales y que es una oportunidad de cambio, por lo que hay que aprovecharla.

Alegó que en estos momentos es necesario, para la nación, entrar en un escenario democrático y que urge un parlamento que funcione.

Criticó a la actual Asamblea, de la cual dijo estar conformada por una mayoría opositora que no pudo ejecutar ninguno de los proyectos porque cayó en desacato y en la guerra, lo que conllevó el rechazo de la población.

Manifestó que existe un sector de la oposición que adversa estas elecciones porque no tiene una ruta de cambio y ahora está “improvisando”; en contraparte, la Alianza Democrática presenta un terreno pacífico y democrático.

Abstención, error en las presidenciales

"

Blanco recordó que cuando las elecciones presidenciales esta misma oposición, que hoy llama a la abstención, exhortó al electorado a no votar, catalogándolo como un gran error, pues a pesar de que algunos partidos de la denominada “mesita” participaron en los comicios, Maduro se reeligió como jefe de Estado.

Por ende, aseveró que para estas elecciones hay que salir a votar y no guiarse por una opinión, cuando “en democracia todos se expresan. Con el voto manifiesto mi aprobación y rechazo”.

Aunque reconoce la existencia de cierto ventajismo político por parte de la maqueta favorable al Gobierno nacional, aseguró que el proceso electoral es transparente y que su organización tiene técnicos “allí adentro” para garantizar la fiabilidad del sistema.

Las sanciones

También habló sobre las sanciones económicas impuestas por el gobierno de los Estados Unidos hacia Venezuela, insistiendo en que solo está de acuerdo si van en contra de los culpables de la crisis del país, y lamentó que estas afecten al pueblo venezolano.

“Las sanciones han traído un ahogamiento y asentamiento de la crisis”, señaló, añadiendo que quienes las han solicitado no han puesto en primer lugar el sentimiento y los valores de la familia venezolana.

Garantizar la inversión

Como tachirense, Blanco manifestó conocer las necesidades de la región, las cuales piensa llevar al hemiciclo con la finalidad de dar una respuesta favorable.

Recuperar la inversión, levantar el aparato productivo con un nuevo marco legal y darle seguridad a la inversión, son algunas de las propuestas que Esperanza por el Cambio afincará en el parlamento.

“Táchira es trabajador y emprendedor”, expresó, por lo que explicó que la principal preocupación del tachirense es la de recuperar el poder adquisitivo, producto de su trabajo, ya que este gentilicio está acostumbrado a ver los frutos de su esfuerzo.

Un partido de valores

Con apenas tres procesos electorales “por el pecho”, el miembro del buró político de Esperanza por el Cambio describió a su organización como un partido con profundos valores cristianos y evangélicos, y que basa su fortaleza en la compenetración que ha logrado junto al pueblo venezolano.

“El pueblo venezolano es profundamente de valores cristianos y evangélicos. Ya reconoce a Javier Bertucci”, indicó.

“Ahora la ‘Mesita’ se convirtió en la gran mesa y en la única solución que hay como alternativa, y eso lo reconoce el pueblo venezolano”, dijo, al mismo tiempo en que rechazó los señalamientos de estar alineados a las políticas del Gobierno nacional, pues alegó que los espacios democráticos que la oposición ha logrado en los últimos años son producto de las negociaciones.

Aclaró que representa a una organización opositora al gobierno y que no tiene necesidad de estar repitiendo las falencias de esta Administración, porque el 85 % del país rechaza la gestión de Nicolás Maduro.

“La sopita”

Si en algo se ha identificado Esperanza por el Cambio es en la popular repartición de “sopita”, estrategia que Blanco calificó de “gran pegada” y como parte del trabajo social.

“Repartir sopa es repartir amor a la gente, decirle a la gente que aquí hay una esperanza. Vamos a los barrios y la gente participa con ingredientes y logística; hemos sembrado en lo social”, destacó.

Para los venideros comicios decembrinos, esta organización presenta un total de 45 candidatos a nivel nacional, y augura continuar participando en lo que depare el panorama electoral venezolano.

Favio Hernández

- Advertisment -