885 casos de dengue se han registrado en los dos últimos meses en el Táchira

235
Rigie Barrera, epidemiólogo regional.

Durante los últimos dos meses han aumentado los casos de dengue y es por ello que la población en general debe estar atenta, advirtió el jefe de Epidemiología regional, Rigie Barrera.

Instó a la población a asumir las medidas preventivas de eliminación de criaderos en su comunidad, para evitar la propagación del vector transmisor de la enfermedad.

Riggie Barrera explicó que se trata de 885 casos registrados de dengue durante los dos últimos meses, por lo que se estima que para finales del año podría presentarse un incremento mayor.

“Tenemos 885 casos confirmados de dengue en la región, de los cuales se puede decir que el 80 % corresponde a dengue, sin signos de alarma; 19 % al dengue con signos de alarma, y el 1 % al dengue hemorrágico”, acotó.

“Cuando la enfermedad se manifiesta con signos de alarma, los síntomas que presenta son fiebre, malestar general, dolor en las articulaciones y huesos, erupción cutánea y dolor detrás de los ojos, que son los signos propios o característicos de la enfermedad”, dijo.

Si los síntomas mencionados persisten por más de siete días y además el paciente presenta dolor abdominal, sangramiento de las encías, oídos o boca, aparecen manchas en la piel de color rojizo, entonces se hablaría de hemorragia”.

Las personas que presentan estos síntomas deben mantener reposo absoluto en casa, hidratación y solo tomar acetaminofén como medicamento, para bajar la temperatura; no se recomienda el uso de otros fármacos, que puedan aumentar el riesgo de hemorragia o complicaciones, aseveró el epidemiólogo.

Además expresó  que los remedios caseros son valederos para el paciente, siempre y cuando no empeore la situación del mismo, por lo que sí es recomendable consumir las sopas con pata de gallina que sugieren algunas abuelas, o la gelatina roja con leche condensada y el jugo de guayaba.

Aprovechó para recordarle a la población la importancia de eliminar los criaderos en casa. “Cualquier recipiente, por más pequeño que sea, que tenga agua depositada, se convierte en un criadero potencial, así que se debe limpiar el patio y los alrededores de la casa, porque si se deposita agua de lluvia en uno de esos recipientes, el zancudo podría crecer allí. También es tarea de todos tapar los recipientes de agua de consumo, si se dejan abiertos también es un criadero, y por eso es que han aumentado los casos de dengue.

(NP)