sábado 26 septiembre, 2020
Inicio Regional “Buscamos seguir apoyando a la Corporación Minuto de Dios”

“Buscamos seguir apoyando a la Corporación Minuto de Dios”

114 views

El empresario colombiano Rafael Guzmán Mendoza, oriundo de Bogotá, gestiona un encuentro con el sacerdote Diego Jaramillo, director de la Corporación Minuto de Dios, en Bogotá, Colombia,  con el objetivo de tratar todos los alcances sobre una fábrica de jabones empacados y terminados para su comercialización, empresa que -asegura- generará dividendos para ambos sectores, así como la creación de una revista.

“La empresa le otorga acciones a la Corporación, que beneficiaría el propósito que esta percibe para seguir adelante con su valioso trabajo social”, expresó.

Guzmán Mendoza explicó que hace años hubo un estrecho vínculo de amistad entre su padre, Pantaleón Guzmán Ortegón, y el sacerdote Rafael García Herreros.   

“A mi padre le causó una gran admiración, cariño y devoción hacia las obras que percibía el padre y como le decía él, con mucho respeto, Rafaelito, y a través de ese afecto mutuo, mi papá, quien era conocido por su talante de altruista que siempre lo caracterizó, le regaló una finca de 25.000 hectáreas en San Martín, Meta, hoy en día a dos horas de Bogotá, para que siguiera cumpliendo con los objetivos que perseguía la Corporación”, declaró.

Expresa que en memoria de esta amistad tan admirable, tiene el proyecto de constituir en Bogotá una fábrica de jabones de óptima calidad, empacados y terminados, para su comercialización.

“El objetivo central es otorgarle a la Corporación  el 50 % de las acciones de esta empresa, para que siga beneficiando el propósito que percibe, hoy presidida por el padre Diego Jaramillo”, reiteró.

Otro proyecto de interés en el plan de trabajo de Rafael Guzmán es el lanzamiento de una revista, “con el  objetivo de divulgar masivamente, a nivel nacional e internacional, las labores sociales, de caridad y de ayudas que tan admirablemente ha venido llevando a cabo desde su iniciación, hoy dirigida por el reverendo padre Diego Jaramillo, que junto a la fábrica de jabones, seguro estoy, nos beneficiará a ambos, si iniciamos el trabajo conjunto”.

Para darle a conocer los detalles de ambas iniciativas, el vocero solicita al sacerdote le conceda una audiencia.

“Yo desde hace años resido en San Cristóbal, pero retorno a Bogotá debido a las circunstancias de Venezuela y retomo mis labores como empresario.   La conversación permitirá precisar todos los detalles y la manera como ambas partes recibiremos beneficios económicos de los proyectos a presentar. Lo más inmediatamente posible”, expresó. (JLG)