viernes 1 julio, 2022
InicioRegionalCada día de la Semana Santa tiene motivo para conmemorar

Cada día de la Semana Santa tiene motivo para conmemorar

148 views

El lapso entre el atardecer del Jueves Santo y el Domingo de Pascua se denomina Triduo Pascual. Se llama así porque comprende los tres días más importantes de la conmemoración, en los cuales se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús, y representan momento central de la Semana Santa y del año litúrgico


Por Humberto Contreras

Este lunes se inicia la conmemoración formal de la Semana Santa, de acuerdo con el ritual y las costumbres establecidas a través de los siglos, por la Iglesia católica y los fieles. Desde la fecha de celebración en cada año, el mundo católico se concentra en recordar los eventos que registra la historia cristiana.

Así, la Semana Santa es la fecha que cada año la Iglesia católica dedica a conmemorar la Pasión de Cristo, un capítulo de la Historia Sagrada que comienza desde la entrada de Jesús a Jerusalén, conocido como Domingo de Ramos, y que incluye eventos como la Última Cena, el Viacrucis, y la Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret.

Es la sexta y última semana de Cuaresma, desde el Domingo de Ramos hasta el atardecer del Jueves Santo, recordando que la Cuaresma comienza el Miércoles de Ceniza, este año el 28.

Cómo se fija la Semana Santa

La Semana Santa no tiene fecha fija para su celebración anual, porque es una fecha variable, cuyo cálculo fue establecido en el año 325 en el I Concilio de Nicea. Allí se decretó que la celebración del Domingo de Pascua sería el primer domingo siguiente a la primera luna llena después del 21 de marzo (equinoccio de primavera en el hemisferio norte).

Este fenómeno astronómico ocurre entre el 22 de marzo y el 25 de abril, por lo cual, el primer domingo comprendido en ese lapso, define la celebración de la Semana Santa, la cual se organiza desde el siglo II, y en la que cada día tiene su motivación.

Así, el Lunes Santo se celebra con misa normal, donde se proclama el pasaje de la Unción en Betania, en casa de Lázaro. El Martes Santo se recuerda el momento de Jesús y la traición de Judas. Y el Miércoles Santo, día en el que, según los textos, se reunió Judas Iscariote con el Sanedrín para condenar a Jesús, marca el término de la primera parte de la Semana Santa.

También, el Miércoles Santo marca el término de la primera parte de la Semana Santa, y el inicio del Triduo Pascual.

El Triduo Pascual

El lapso entre el atardecer del Jueves Santo y el Domingo de Pascua se denomina Triduo Pascual. Se llama así porque comprende los tres días más importantes de la conmemoración, en los cuales se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús, y representan momento central de la Semana Santa y del año litúrgico.

En la liturgia católica, comprende desde la tarde del Jueves Santo, cuando concluye la Cuaresma, hasta el Domingo de Pascua.

El Jueves Santo se rememora la Institución de la Eucaristía en la celebración de los Santos Oficios de Jesús con los doce discípulos, en la Última Cena, cuando Jesús reconoce que ha sido traicionado y anuncia que será entregado a las autoridades. Esta celebración aparece en el siglo V y, desde entonces, se celebra el Jueves Santo.

Jesús fue bajado de la cruz para ser preparado para su sepultura. Al tercer día se consumó su resurrección. (Foto Web)

Llegada la hora, Jesús se sentó a la mesa con los apóstoles y les dijo: “Yo tenía gran deseo de comer esta pascua con vosotros, antes de padecer. Porque os digo que ya no la volveré a comer hasta que sea la nueva y perfecta Pascua en el Reino de Dios, porque uno de vosotros me traicionará”.  Al final, Jesús realizó el lavatorio de los pies, acto cristiano que es una lección de humildad y servicio.

El Viernes se conmemora la crucifixión de Jesús. En el siglo IV se le dio importancia al Viernes Santo, que está relacionado con la adoración de la Santa Cruz, el emblema del cristianismo, que resume en su figura la redención del mundo. Con el tiempo, se institucionalizó la procesión del vía crucis, para el día Viernes.

El Sábado se recuerda la Soledad de María. Además, el Sábado Santo fue designado como el día del ayuno, con ausencia de celebraciones litúrgicas. Es el paso de la muerte a la vida, que es la pascua.

La Vigilia Pascual

La Vigilia Pascual es una conmemoración litúrgica especial con la cual se celebra la resurrección de Jesús. La Vigilia Pascual marca el final del Triduo. Esta celebración se realiza durante la noche del Sábado Santo, la víspera del Domingo de Resurrección o Pascua.

La Vigilia Pascual se lleva a cabo con la realización de una liturgia especial, por lo cual los sacerdotes y los diáconos visten de blanco para festejar la resurrección de Jesús. Antiguamente, existía la tradición de bautizar durante la Vigilia a todos quienes aún no habían recibido el sacramento. En la actualidad, se emplean las velas y el agua como símbolos para renovar las promesas bautismales durante esta conmemoración.

Domingo de Resurrección

El Domingo de Pascua, también conocido como Domingo de Resurrección, Domingo de Gloria o Domingo Santo, es la conmemoración que cierra el Triduo Pascual, también conocido como los tres días santos, y en general, cierra la Semana Santa.

Recuerda uno de los actos más importantes de la fe cristiana, que es la creencia de que Jesús de Nazaret o Jesucristo vuelve a la vida de entre los muertos, tres días después de haber sido crucificado y sepultado. Es el acto o la creencia fundamental, a partir de la cual se propagó el cristianismo.

- Advertisment -
Encartado Publicitario