martes 24 noviembre, 2020
Inicio Regional “Celebrábamos un cumpleaños cuando creció la quebrada”

“Celebrábamos un cumpleaños cuando creció la quebrada”

2.225 views

—Mi esposa estaba cumpliendo años y lo celebrábamos en la parte de atrás. Nadie llegó a tocarnos la puerta, ni a decirnos que la quebrada estaba crecida. Fue cuando una de las muchachas se retiró de la reunión y salió a mirar la moto que estaba afuera… cuando nos dimos cuenta, el agua iba por la mitad de la casa para adentro.

Así comienza su relato Eduard Jesús Paul López, residente de Puente Azul, comunidad apenas comunicada por un muro, a la que este jueves por fin llegó la maquinaria que los ayudó a librarse de una de sus principales preocupaciones y exigencias, ante la gobernadora Laidy Gómez, Freddy Bernal y el alcalde de Cárdenas, Richard González.

La tórrida corriente en minutos desalojó su vivienda, destrozó sus ventanas y puertas, y le depositó en la edificación un barrial de 20 centímetros de altura.

—Cuando fuimos a abrir el portón grande para sacar los dos carros que teníamos ahí, se trancó y nos tocó salir por la puerta de atrás; ya entonces la quebrada estaba por la rodilla de nosotros. Nos fuimos arriba de la montaña, y desde allá empezamos a mirar cómo las aguas tapaban la casa.

Fue solo en la madrugada cuando pudo evaluar el tamaño de sus pérdidas, entre ellas los daños sufridos por los vehículos.

—Después, a golpe de las 3:00 de la mañana, cuando estábamos seguros de que el nivel del agua bajaba, pudimos entrar a la casa: solo se quedaron cosas de madera y colchones; todo está echado a perder, podrido. Lo demás, la abundada lo sacó por encima del carro. No lo arrastró porque se incrustó en una mata de guineo, y el otro se pegó contra el techo. En frente de mi casa chocó una camioneta, que dejó el parachoques y los rines de las ruedas, y siguió adelante. Un vecino tuvo pérdida total de vivienda, pero afortunadamente estaba con su familia en los llanos— narró.

Agradece la solidaridad de los tachirenses, incluso residentes del exterior, así como de organismos nacionales e internacionales.

—Para serle sincero, estoy muy agradecido porque nos han dado comida, agua, colchones; pero nos quedamos sin cocina, sin nevera, sin lavadora. Hemos hablado con las autoridades y nos han dicho que poco a poco…

Freddy Omar Durán

- Advertisment -