lunes 17 enero, 2022
InicioRegionalCOBERTURA EN LA GRITA | El Santo Cristo abraza a los más...

COBERTURA EN LA GRITA | El Santo Cristo abraza a los más pequeños y necesitados

445 views

“El ejemplo del Santo Cristo nos invita a fortalecer el amor”, invitó el obispo Mario Moronta en mensaje leído durante la homilía. El nuncio apostólico en Haití, el gritense Francisco Escalante, al oficiar la misa pontifical, imploró “que la esperanza en el cambio de nuestra condición de vida, de las condiciones de vida en general que hoy necesitamos, se den pronto”

 


La Grita.- “El cuerpo de la talla del Santo Cristo, por inspiración del artista, no es el de un derrotado. Aún contiene la fuerza de sus brazos para sostener y abrazar a los más pequeños y necesitados”, fue parte del mensaje expresado por la Iglesia a propósito de la festividad 411 del milagroso Santo Cristo.

A partir de las 7:15 de la mañana de este 6 de agosto se celebró la solemne misa pontifical en honor al patrono y protector del Táchira y de los Andes venezolanos. El principal oficio religioso de la fiesta patronal se cumplió a puerta cerrada, con pocos asistentes, en atención a las medidas de bioseguridad por la pandemia.

La sagrada talla del patrono y protector del Táchira y de los Andes venezolanos permanece este año sin salir de la basílica del Espíritu Santo, su casa tradicional. En el Santuario Diocesano del sector Borriquero, donde se ha venido desarrollando la festividad masiva durante la última década, permanece entronizada una réplica de la imagen.

Mientras el obispo diocesano Mario Moronta se recupera en su salud de manera satisfactoria, ofició la eucaristía el gritense Francisco Escalante, recién designado por el papa Francisco nuncio apostólico en Haití luego de ejercer las mismas funciones en el Congo.

Monseñor Moronta envió un mensaje escrito, que fue leído a modo de homilía por el párroco rector de la basílica, Jesús Mora Calderón.

El obispo recuerda en ese texto que, debido a la pandemia que no deja de hacer sus efectos, se tomó la decisión de realizar la peregrinación de modo virtual, al igual que el año pasado. “Sin embargo, eso no significa que deje de ser el punto de referencia nuestro durante estos días como en el resto del año”, alienta.

Luego de explicar qué es y cuáles son las características de un profeta, Moronta invitó a “reafirmar y fortalecer nuestra fe llena de confianza en Él”.

“Vivimos tiempos difíciles no solo por la pandemia. Esta ha puesto en prueba nuestra confianza en Dios y hemos descubierto como hemos podido vencer la debilidad”, expresó.

El amor de Jesús encierra la opción por los pobres, escribió el prelado: “Estos no son solo quienes sienten estrechez económica. También lo son los migrantes tan vejados y menospreciados por sectores de la sociedad; los hundidos en las garras de la droga; los encarcelados y perseguidos por defender la dignidad humana o decir la verdad; los desilusionados por tantos engaños y opresiones; los adolescentes y jóvenes seducidos por mafias que les esclavizan en el negro mercado de la prostitución y trata de personas; los enfermos sometidos a las consecuencias de un deteriorado servicio público de salud…”.

“Esa opción por los pobres, manifestación del amor del Cristo del Rostro Sereno, hace que se refuerce la dimensión profética de nuestra vida cristiana. Así podemos y debemos denunciar todo pecado del mundo: el narcotráfico, la corrupción, el matraqueo, la tortura, el menosprecio de la gente, el totalitarismo, los crímenes de lesa humanidad…”, se leyó en la homilía.

La fiesta patronal sirve para reafirmar que el Santo Cristo es el Divino Pastor. “Él nos pide colocar nuestra mirada hacia el horizonte del Reino. Lo hacemos y continuamos en las sendas de novedad en ‘espíritu y verdad’ acompañados con su protección de siempre, pero particularmente abiertas en estas tierras desde las alturas de Tadea hace 411 años”, finaliza la homilía escrita de Moronta.

Entre miles de rosas

La imagen del Santo Cristo, tallada hace 411 años por un fraile franciscano y cuyo rostro se atribuye a un milagro de ángeles del cielo, ha sido decorada con más de 2.500 rosas rojas y blancas, los colores de su bandera patronal.

Guardando la distancia física y portando mascarillas, únicamente ocuparon las bancas los cofrades del Santo Cristo, posaderos del peregrino y grupos de apostolado, en representación de todo el pueblo de Dios.

Antes de la bendición final, monseñor Escalante envió un saludo fraternal a monseñor Moronta, “esperando que pronto esté totalmente recuperado y pueda seguir ejerciendo con tanto dinamismo su ministerio episcopal”. Igualmente saludó a todos los peregrinos del Santo Cristo, dispersos por el mundo.

“Que la esperanza en el cambio de nuestra condición de vida, de las condiciones de vida en general que hoy necesitamos, se den pronto. Que el Santo Cristo de La Grita ilumine esa esperanza profunda que nos hace mantenernos en la fe y en su devoción”, expresó Escalante.

Como es tradición, un momento emotivo al final de la celebración eucarística es el canto del Himno al Santo Cristo.

Frente a la imagen fue dispuesta una torta para cantar, al final de la misa, a las 9:00 de la mañana, el cumpleaños feliz 411 al patrono.

El párroco Mora Calderón pidió paciencia y cuidado a los peregrinos que aguardaban a las afueras de la basílica cerrada. El protocolo contempla que poco a poco, de manera ordenada, avancen por una caminería para contemplar el Cristo, con las debidas medidas de bioseguridad.


Equipo de Diario La Nación, lanacionweb.com y La Nación Radio en La Grita: Daniel Pabón, Rosecny Zambrano, Yelitze Colmenares, Ángel Escalante y Maryori Bustamante.


LEA LA COBERTURA COMPLETA de la fiesta patronal en la edición impresa de Diario La Nación de este sábado 7 de agosto.


EN VIDEO | LA TRANSMISIÓN EN DIRECTO DE LA NACIÓN: MISA PONTIFICAL DE LOS 411 AÑOS DEL SANTO CRISTO

Misa solemne en honor al Santo Cristo de La Grita – YouTube

- Advertisment -