sábado 4 diciembre, 2021
InicioRegionalCosto de fletes y escasez de combustible incrementan el costo de los...

Costo de fletes y escasez de combustible incrementan el costo de los huevos

485 views

Mientras el costo de producción de una caja de huevos en Colombia está en alrededor de los 10 dólares, en Venezuela ronda los 40.


Por Freddy Omar Durán

Complemento proteínico por excelencia, cuando incluso otros alimentos de similar naturaleza han faltado, los huevos han sido otro de los productos por los que el consumidor tachirense ha tenido que ir de un lado a otro, en busca del mejor precio.

Por mucho, el huevo se ha convertido en un termómetro de la economía local, incluso más que el precio del dólar, y si es así, entonces tendremos que estar preocupados, pues en algunos establecimientos por un cartón se ha llegado a pedir hasta 15 mil pesos.

Sin embargo, este no es el precio oficial, y sondeando un poco el mercado, hay cartones ofrecidos a 13 mil pesos, lo cual no deja de ser preocupante, ya que unos meses atrás se conseguía en 9 mil pesos.

En poca o gran cantidad, los tachirenses siguen haciendo el esfuerzo de incorporar el huevo a su dieta diaria. (Foto/ cortesía La Verdad)

Es decir, para nada se puede fijar un precio exacto, pues se mantiene en una fluctuación, dentro de un margen de dos mil pesos, que se podría considerar especulativo. De cualquier manera, si a comienzos de la pandemia era hasta posible adquirir cuatro huevitos por mil pesos, hoy en día esa cantidad alcanza solo para dos.

Por supuesto, esta situación alcista no es exclusiva de este artículo de consumo diario, en tanto todos los demás de origen avícola también toman vuelo, y en general, las carnes de cualquier tipo.

Como consumidor, Humberto Sandoval, vecino de La  Concordia,  está preocupado al  ver más mermada la adquisición de este producto, y que esto no sea más que un síntoma del gran clima de inflación que se ha vivido en este mes, y que ni el uso de dólares o pesos ha podido contener.

—Pareciera que hoy en día los incrementos de los precios se dan cuando se quiere, sin anuncio ni explicación. Venezuela es el único país donde se incrementan los precios cada 8 días en un 5 % y nadie dice nada, ni nadie te explica nada. ¿Qué más va a decir uno? Cuando no se pueda comprar, pues no se compra— sostuvo Sandoval.

Pollos en casa

Desde la pandemia, la iniciativa de tener en las casas corrales de aves se ha perfilado interesante, pero como  contó Cecilia Sánchez, quien ha dispuesto el hogar de su casa en Providencia, municipio San Cristóbal,  los costos en mantenimiento disminuyen los márgenes de rentabilidad.

—Actualmente la Ponerina normal está en dos mil pesos el kilo, mientras que la vitamizada se consigue en 3 mil pesos; el maíz también se ha puesto a dos mil 300 pesos. Son variaciones entre 300 y 500 pesos; pero de kilo en kilo se sienten. Sin embargo. cada gallinita te puede poner un huevo diario y con eso te resuelves para la comida de tu casa. Donde yo compró el alimento me dijeron que ya llevaban tiempo tratando de tener un precio estable, para no tener ventas más bajas aún; pero desde agosto eso ya no ha sido imposible—afirmó Sánchez

Problemas con costos operativos

Y si la producción casera ya ha experimentado variaciones sensibles en los costos de producción, igual lo han hecho los grandes productores, como lo dio a conocer, en entrevista para Diario La Nación, José Gregorio Maldonado, presidente de la Asociación de Avicultores del estado Táchira.

— ¿Qué afecta actualmente a los costos operativos en la producción de huevos?

— El sector avícola no escapa a la situación en general que afecta a la producción del país. Para nosotros, el flete para traer el alimento para aves del centro del país, y esto a su vez es consecuencia de los problemas para el abastecimiento de combustible: un vehículo que debería viajar en dos días puede estar demorando cinco o seis, de los cuales unos cuantos los gasta haciendo cola con la carga. Ese es un por qué del costo elevado de la producción en el estado Táchira.

— ¿Es la falta de combustible un grave problema?

—  No solo la obtención de la materia prima, sino también la venta del producto, es golpeada por las restricciones en el combustible, especialmente en municipios distintos a San Cristóbal.

— ¿Su incidencia en la distribución en los municipios?

—También ese problema de combustible incide para hacer la distribución del producto final entre los comercios. Si podemos abastecernos una vez por semana, eso ocurre en una estación de servicio que opera en San Cristóbal; pero tenemos productores en La Grita, La Fría, Pregonero, o la Zona Sur, por ejemplo, que les cuesta conseguir un litro de gasolina.

—¿Ha subido o ha bajado la producción de huevos en el estado Táchira?

—Ha venido con una tendencia decreciente. La situación por la pandemia hace años y medio, y la económica en general que vive el país, han obligado a algunos productores a cerrar sus granjas. Estamos hablando de un cierre técnico del 70 %, y el 30 por ciento operativo está cubriendo las necesidades del estado Táchira. La idea es que con la producción podamos acabar de cubrir el mercado local.

— Esto nos trae al problema del contrabando del huevo colombiano

— El costo de producción en Colombia es mucho más bajo que en el Táchira. Mientras que el costo allá puede estar entre 7 y 10 dólares, por caja de huevo, en Venezuela se ubica en 38 o 40 dólares. Lo mejor sería tratar de canalizar legalmente la traída de ese producto de Colombia, si la frontera estuviera abierta entre los dos países, otro sería el panorama.

— El huevo colombiano es característico, de color blanco…

–Aquí en Venezuela no ha existido la cultura del huevo blanco, pero en estos momentos, en Colombia se está tratando de producir el ejemplar de color marrón, tomando muchas de las técnicas que hemos desarrollado los venezolanos. Realmente, el que está entrando de Colombia tiene una mezcla de los dos.

— Además del tema combustible y contrabando, qué otra inquietud aborda el sector avícola

— Otra de nuestras peticiones sería un refinanciamiento para que el sector se reimpulse, así sea a través de alianzas estratégicas con otros sectores, si no se puede por el lado de la banca. Nos queda reinventar el sector y repotenciar a los que todavía están produciendo.

Artículo anteriorNOCHE DE RONDA
Artículo siguienteFruto Vivas
- Advertisment -