Cuatro años sin capturar al asesino de Yessica Durán López

4010
Yessica Durán López, asesinada el 26 de diciembre de 2015.

El sábado 26 de diciembre del 2015, en Colón, Municipio Ayacucho, el CICPC de La Fría encontró el cádaver de Yessica Durán López, de 26 años, en la nevera de su apartamento en Barrio Las Flores. En una dantesca escena su cabeza estaba en el freezer, y el resto de su cuerpo en la parte baja de la nevera. Había sido degollada y semidesmembrada.

Su asesino, según testimonios y datos recabados por Diario La Nación, fue Gaudis José Mejía Carillo, pareja de la joven. El padre de Mejía había acudido a las instancias pertinenentes en diciembre del 2015 para decir que su hijo le había enviado un mensaje de texto la noche del asesinato en el que confesaba su crimen. Mejía nunca fue detenido y desde entonces está a la fuga.

El padre de Yessica, Luis Eduardo Durán, optometrista clínico, reiteró el llamado a las autoridades, al presidente Maduro y al Fiscal General, Tareck William Saab y a la Fiscalía 64 en caracas y el CICPC de La Fría, que tomó el caso desde entonces, para que se haga justicia en el asesinato de su hija, y que se aprese a Gaudis Mejía, quien según Durán, «se esconde en la finca de sus padres en la vía Machiques-Colón».

Señaló que no le han dado aún respuesta porque en las fiscalías siempre están cambiando de personal y dicen no poder hacer nada.

El padre de la joven ha hecho todas las diligencias pertinentes, y aseguró que Mejía tiene orden de captura por la Interpol. «Hago un llamado a los padres y tíos de Gaudis para que lo entreguen, no tengan miedo, es hacer justicia», manifesó el optometrista de la Misión Milagro.

Asimismo enfatizó que de ser él quien cometiera un crimen se le apresaría de inmediato, en referencia a su condición de «no tener dinero».

Marialice Rangel/Pasante de la ULA