El Santo Cristo ya está en su Santuario Diocesano para todos sus peregrinos

935
El momento en que la imagen entra a su Santuario Diocesano para las fiestas del año 2018. (Foto cortesía J.R.)

Después de una bajada que, en palabras de los devotos, resultó más multitudinaria en comparación con años anteriores, la imagen del Santo Cristo de La Grita, patrono del Táchira y protector de Venezuela, ya está entronizada en su Santuario Diocesano para, desde este lunes 23 y hasta el próximo 6 de agosto, recibir de brazos abiertos a miles de peregrinos de todas partes.

El traslado del Rostro Sereno se cumplió este domingo 22 por la tarde, cuando salieron con él en hombros desde su basílica menor.

Las procesiones del Santo Cristo suelen ser tan conmovedoras como espontáneas, y esta vez no fue la excepción: mientras por la calle 4 bajaron rezando a la Divina Misericordia, por la avenida principal que da acceso a La Grita sonaron las cornetas de los ferieros de esa potencia agrícola para rendir tributo al Cristo que tanto llevan con calcomanías en sus camiones.

Esta primera procesión, de unos 5 kilómetros, permite que el camarín con la imagen del crucificado recorra vías por las cuales no pasa la solemne romería central del 6 de agosto, como parte de la calle 3, las calles 5 bis, callejuela 5 y calle 4 de La Grita, en este orden.

La feligresía de esos sectores del casco urbano cumplió un año más, con altares, flores, imágenes religiosas y la tradicional bandera roja y blanca que identifica esta fiesta patronal.

En la víspera, el sábado 21, agrupaciones musicales, de danza y de otras manifestaciones culturales ofrecieron una serenata al pie del altar mayor, donde la venerada imagen de Jesús en la cruz permanecía desde el pasado domingo 8.

Con esta velada La Grita volvió a demostrar por qué se ha ganado el calificativo de Atenas del Táchira.

Las próximas dos semanas volverán a ser de peregrinaciones. Una de las más tradicionales, la que parte de Santa Teresa y Las Lomas, está previsto que dé largada a los caminantes la tarde del viernes 3 de agosto, como indica en sus redes sociales la Asociación de Apoyo a los Peregrinos. Entonces, como cada año, todos los caminos conducirán a La Grita, que una vez más será la Jerusalén de Venezuela. (DP)