Electores en Palmira prefirieron quedarse en casa

556
Los principales centros electorales de Guásimos estuvieron desolados.

Con pocos votantes en los centros, se desarrolló en  las primeras horas de este domingo,  el proceso de elecciones en el municipales 2018 en Guásimos, ausencia que no extrañó a  los habitantes de este municipio, los cuales optaron por dedicarse a otras actividades cotidianas hechas todos los domingos.

La mayoría de electores de Guásimos decidió no salir  a votar y no escoger los siete concejales, cinco nominales y dos por lista que estaban optando a los cargos, es más mucha gente dijo que no hicieron campaña, pues ni los conocían.

Poco movimiento se observó en la mañana en Palmira.

Las mesas de votación se abrieron  sin mayores contratiempos, la mayoría, a las seis de la mañana.

En los tres centros ubicados en Palmira: Unidad Educativa Monseñor Sanmiguel, liceo Monseñor Antonio Ignacio Camargo Alvares (Maica) y colegio Parroquial Padre Frías, en ninguno de los tres se observaron personas en la cola, el interesado en sufragar,  pasaba de inmediato a la instalación educativa y salía en cuestión de minutos.

En el tiempo en que se observó un poco más de gente fue luego de las ocho, debido a que la gente salió  de misa de siete y aprovechó para votar. «Si no voto ahorita, estoy segura que me voy para la casa y no vuelve, voy hacerlo porque es mi derecho, pero de verdad no sé ni por quien voy a votar, no conozco los concejales que están en este momento en la Alcaldía mucho menos los nuevos candidatos», comentó un señor que estaba indeciso de ir o no a votar.

Donde se vio un poco más de gente fue en la unidad educativa Sanmiguel, allí incluso habían instalado un  punto rojo, apenas a unos metros del centro del votación, no obstante,  ordenaron los funcionarios del Plan República, reubicarlo pues estaba muy cerca del plantel habilitado como centro de votación y que de acuerdo a la normativa del CNE puede estar operativo pero a no menos de 200 metros del centro electoral.

“Ha venido gente pero en forma graneada. Entran y salen en poco tiempo. Todos saben votar y además el proceso no es complejo, he notado que muchos dicen: yo voy a votar por tal y punto y eso porque los conozco” dijo muy optimista  uno de los milicianos que resguardaban el lugar.

Otra de las personas que estaba en el lugar  comentó que era poca la gente que había votado en la mañana y quienes la habían hecho su comportamiento fue el mejor, al tiempo que esperaba que en la tarde se animaran más  y acudieran a los centros.

En otros de los centros, los encargados de custodiar el proceso estaban tranquilos, casi que aburridos, conversaban entre sí, esperando que tiempo transcurriera rápido, mientras que en la plaza Bolívar habían personas despreocupados, que ni por curiosidad miraban hacia el centro de votación como si lo hacían en otros  procesos electorales.

«Ni siguiera me he asomado, no tengo el  más mínimo interés de participar, ya estoy cansada, no creo en nada, mucho menos en el  CNE, prefiero tomarme el día para pintar mi negocio y así estar más tranquila esta semana..yo que estoy cerca al Colegio, no he visto pasar mucha gente, la mayoría está en otra cosa» comentó uno de los habitantes de Palmira.

Ya a la una de la tarde, un señor decidió acercarse a votar en el liceo de Palmira  y expresó: voy a votar porque una amigo que es candidato me pidió que lo ayudara, que le diera el voto, lo haré por amistad, porque yo que toda la vida he acudido a los procesos de elecciones no lo iba hacer, ya no se cree ni en los candidatos, en la oposición ni muchos menos en el CNE, precisó.

Nancy Porras