En medio de los escombros y la basura plaza Bicentenario

428
Los alrededores de la plaza Bicentenario han sido convertido en un basurero.

Completamente sumida en el abandono y en medio de las ruinas se encuentra la plaza Bicentenario entre calle 7 con carrera 11, en el barrio San Carlos, la cual ha sido progresivamente destruida por el vandalismo y el propio abandono gubernamental.

Bancas resquebrajadas, techos completamente dañados por acciones vandálicas, al igual que postes del alumbrado público en el suelo y estatuas coloreadas por grafitis, son el triste panorama de este emblemático sitio, en el cual se le rinde tributo al Padre de La Patria.

Quienes residen en los alrededores, coinciden en señalar que el sitio, además de estar completamente en el abandono, es un lugar donde pululan varios males, todos ellos derivados de la inseguridad.

“Tenemos mucha nostalgia por lo que ha sucedió con la plaza, no existe interés de parte de las autoridades en repararla pese a que es casi un monumento. Hoy en día es un antro donde pasan muchas cosas, no tiene alumbrado público, por lo que es utilizada por los mendigos y delincuentes para el consumo de drogas, allí se enconchan en las noches y se cometen desmanes, eso ocurre apenas a una cuadra de la sede de la Gobernación”, declaró Orlando Cárdenas.

Aseguró que en el lugar “hay consumo de drogas, problema grave para cualquier comunidad que desea paz y seguridad, lo peor es que nunca se observa una patrulla, lo que en cierto modo permite que los menesterosos hagan de las suya y amenacen la seguridad de quienes transitan por el lugar”.

¨Vandalismo desbordado¨

La plaza Bicentenario está completamente abandonada y llena de maleza

Si bien es cierto que existe un completo abandono en la plaza Bicentenario y de acuerdo con la denuncia de los vecinos, en esta el vandalismo es que ha causado mayores estragos, ya que además de destruir los techos de casetas, los postes del alumbrado han sido arrancados de sus bases al igual que adornos de la misma.

“La han destruid a placer- dijo una vecina que  prefirió identificarse-.  Tumbaron las pilastras adornadas, se robaron el cable y hasta pintaron la estatua del Libertador, esos son actos de vandalismo desmedido, sumado a eso todo el espacio físico está lleno de matorrales y trozos de árboles, en pocas palabras es un desastre total la plaza”.

Ante el evidente problema de recolección del servicio de aseo que padece el sector y la capital tachirense, vecinos han optado por lanzar los desechos frente a la misma plaza, con lo cual se ha creado un cuadro de insalubridad preocupante.

La ausencia de alumbrado público, es otro de los factores negativos en la plaza, ya que por la carencia de este servicio, en la oscuridad se cometen hechos delictivos en los alrededores del lugar.

Pablo Eduardo Rodríguez