Regional

Enseñar a amar y vivir  la música

10 de febrero de 2024

98 vistas

Freddy Omar Duran

Cuando la música toca el corazón de un ser humano en los albores de su vida, la esperanza regresa a un país.

Así lo entendió José Antonio Abreu, al crear el Sistema, y así lo reivindica Salomón David Rojas Duran cuando intenta llevar a cada rincón de Venezuela su proyecto  “Orquesta Científica”.

Ir en paralelo  del Sistema para continuar su destino de virtuoso, independiente luciéndose con el violín en una apretada agenda de conciertos y buscando los momentos para generar composiciones,  no ha sido óbice para practicar la gran enseñanza del alguna vez galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, que más que artística trasciende a la atención de la población vulnerable, en la demostración de que ella sí puede ser un semillero de ejecutantes y compositores.

El testimonio de Salomón no difiere del de muchos que conocieron la generosidad del maestro Abreu, quien demostró que sin importar condición social todo niño, niña y adolescente puede hacer parte de una orquesta sinfónica, y más aún puede ser convertirse en embajador de Venezuela por todos los rincones de Venezuela.

Por eso, parte de su deuda y herencia, el artista la ha venido saldando, por cuenta propia, gracias al proyecto que ha denominado Orquesta Científica, cuya semilla sembró en el Táchira desde meses atrás, y en su mas reciente visita, ha revisado en sus avances, desde  la Ciudad de Los Muchachos Don Bosco.

“La Orquesta Científica nace como una segunda fase del proyecto “La ciencia en la Música” que empezó en el año 2021. Fue una propuesta que yo hice para el Ministerio de Ciencia y Tecnología y tuve ese impulso hasta el año 2022. Ahora yo lo hago por cuenta propia y con otros colaboradores. El objetivo principal de la ciencia en la música es acercar a los niños a la ciencia a través del arte, del sonido”

Tarde anhelada por los infantes

Paralelo a sus ensayos del concierto ofrecido en el Ateneo del Táchira el 9 de febrero, y su correspondiente promoción por medios de comunicación, Salomón David Rojas buscó el tiempo para el reencuentro con sus estudiantes en la Ciudad de Los Muchachos, que iban desde los tres hasta los 16 años, alrededor de 35 en la sesión del día miércoles, que hacen parte de una población vulnerable perteneciente a los barrios Marco Tulio Rangel, Genaro Méndez, La Victoria, y la invasión Con la Bendición de Dios.

Distintas edades pero una misma emoción, en una sola “troupe” que, bajo la convocatoria de tres de sus  maestros, suspendió sus juegos vespertinos para ir al encuentro del profesor, con quien durante esa semana han retomado  la lección, luego de unos meses de ausencia,  cuyo objetivo principal ha sido el que ellos se den cuenta que la música brota de sus cuerpos y de cualquier objeto que manipulable para producir sonido.

Hace 22 años él era como uno de ellos, y fue así gracias al interés que su padre captó la primera vez que el durante un funeral escuchó a un violinista. Siempre le agradecerá a su padre este gesto, y al Sistema abrazar su talento y proyectarlo al mundo, que desarrollaría en el Ateneo de Cumaná, del cual ha encontrado muchas similitudes con el Ateneo del Táchira.

“El maestro nos acompañó desde julio y desde aquí para acá hemos avanzado creando la orquesta científica y un coro para las actividades nuestras. La idea es que participen más y más chamos; ofrecer más actividades y profundicen en la interpretación de instrumentos. Yo considero importante que tengamos más instrumentos y un instructor de música permanente” comentó uno de los docentes de la Ciudad de los Muchachos quien vigilaba el buen comportamiento de los estudiantes.

Casi de inmediato se capta la atención y la participación del alumnado, en tanto que de inmediato a través de una canción compuesta por el artista cumanense comienzan las prácticas de solfeo, sin caer en la cantaleta ni en los ejercicios aburridos, o rutinas tediosas, sin casi darse cuenta que están en un proceso de aprendizaje, pues todo les parece un juego.

Una canción en que sus voces repasan la escala y sus cuerpos entran en sincronía con el tema, y que luego dará paso a la presentación de un instrumento ancestral, el “palo de agua”, y  que donó bajo el compromiso de que fuera cuidado por la institución.

De una manera muy dinámica de un ensayo entre todos los asistentes de la canción “Moliendo Café”, se discurría a una escucha atenta de Mozart y Vivaldi, brotando de un pequeño reproductor traído consigo por el profesor, y de ahí a los instrumentos que los mismos niños y niñas habían hecho, ya fuera una botella llena de piedritas, o un vaso plástico en el que resonaba el roces con dedos mojados de un hilo adherido a este.

“Con los experimentos sonoros los niños pueden aprender algo de física acústica usando materiales reciclables. Por ejemplo con un vaso plástico y un hilo al crear una fricción con un dedo húmedo, y así los infantes juegan se ríen y van aprendiendo. Yo les enseñó a grabar esto y prácticamente hacer su propia música desde la nada. Hay que juntarlos a todos en una orquesta científica que no va a depender de un arpa, de un clarinete, o de un violín, sino de la inventiva cuando creas música”.

No se trata explicó Rojas de solo enseñar música, algo de por sí muy atractivo pues sirve para el desarrollo estético del individuo, ya que lo importante es captar de que la música se integra a todo tipo de saberes, y en este sentido la propuesta del artista resulta bien original. Es decir, no se limita a la música como un conocimiento aparte, sino la música integrando gran parte de las materias propias del contenido curricular venezolano. La espontaneidad más que la sistematicidad resulta lo más importante; pero gracias a aquella poco a poco se puede alcanzar una familiaridad con los fundamentos de la música occidental.

“Estamos desarrollando la musicoterapia compositiva. Por supuesto para componer hay que pasar muchos años en un conservatorio como lo hice yo; pero con los experimentos sonoros hacemos música inédita, que les permite expresarse con una música, sin  partitura o un instrumento convencional,  y que  grabas en audios. Es un método muy libre y puedes crear lo que quieras. A los niños les gusta; pero por supuesto ellos van a su práctica de coro y hay un pensum con los temas propios de la enseñanza musical. Esta experiencia estética ofrece a esa niña y ese niño la posibilidad de desarrollarse en su entorno personal, familiar y comunitario”.

El rico entorno natural que rodea a la Ciudad de los Muchacho fue especialmente atractivo para Salomón Rojas, encontrando en él, el anhelado canto de los pájaros, que enseña a percibir.

“El Campamento de arte sonoro, es un  intensivo a través del cual  aprenden a observar y escuchar el entorno.  “Pajareando” es una actividad que incluye el avistamiento de aves, y así ellos prestan atención a algo que no atendían como es el canto de las aves”.

Al maestro le preocupa la crisis actual del Sistema; sin embargo esto no lo exime asumir una responsabilidad personal. El quiere que otros niños y niñas gocen de lo que alguna vez el tuvo.

“El sistema actualmente tiene una crisis, y ya no es   como antes cuando se  iba a los sectores mas desasistidos a dar clases. Hemos olvidado que se comenzó yendo a los barrios a los pueblos. Yo quiero que eso no se pierda. Actualmente el sistema se ha convertido en algo más comercial y político, y  yo lo digo con toda autoridad porque yo vengo de allá”.

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse