miércoles 6 julio, 2022
InicioRegional“Esperamos que la radio pueda modernizarse en este nuevo año”

“Esperamos que la radio pueda modernizarse en este nuevo año”

212 views

 
Culminó 2021 con muchas deficiencias en materia de emprendimientos, de desarrollo y productividad. En especial, el sector de la industria de la radio ha tenido muchos problemas debido a la falta de recursos económicos, así como también de tecnología, para atender su desarrollo, como debiera ser.
Brevemente sintetiza su parecer sobre lo que impactó a la radio, en el año 2021, el periodista y radiodifusor tachirense Daniel Aguilar, director-propietario de Fascinación 105.9 FM Center, que opera en La Grita.

Daniel Aguilar, expresidente de la Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión, capítulo Táchira-Barinas (Foto: Cortesía)

Este año que culminó, dice Aguilar, no ha sido fácil. “Ha sido un año muy duro. Para todos los empresarios del país, ha sido duro, pero en el Táchira la cosa ha sido muy fuerte, debido a la situación estratégica de la zona donde vivimos”.
Aguilar, expresidente de la Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión, capítulo Táchira-Barinas, y también expresidente de Fedecámaras Táchira, asegura que la radio en el Táchira, sencillamente, tiene que seguir luchando. “Soy uno de los radiodifusores de este país, dice, que siempre han pensado que el día que sale el sol debe salir para todos, y así debe ser para las industrias y las empresas. Todas han tenido problemas”.
Sustitución de equipos
—En la radio hemos tenido muchas deficiencias -cuenta Aguilar-. Primero, por la problemática que se ha venido presentando como consecuencia de los constantes apagones, que han deteriorado gran cantidad de equipos, muy difíciles de sustituir o de arreglar, pues no son fabricados en el país y tampoco se producen los repuestos que necesitan.
Hay radiodifusores a quienes les ha tocado últimamente que dedicarse a trabajar con lo poco que les llega, cuando pueden. Pero ha sido muy difícil, de verdad, por la falta de tecnología y de recursos, porque para la compra de equipos y repuestos para la radiodifusión se requieren dólares.
Lograr una mejor radio
¿Expectativas para 2022?
Nosotros, dice, aspiramos a que al empezar el nuevo año, quienes administran políticamente el país, permitan que la industria comience, no de forma desordenada, anarquizada, es decir, no seguir cayendo en el buhonerismo radial, con la instalación de una gran cantidad de emisoras que, en vez de profesionalizar y mejorar, lo que hacen es echar a perder la industria, porque son empresas que no son manejadas por verdaderos profesionales de la radio.
En este momento, en el país, la radio como empresa tecnológica puede crecer, porque como tal es sumamente versátil, pues tiene el poder de llegar a cualquier sitio sin mucho trabajo. La radio debe llevarse al sitial que se merece, pues es una empresa que genera mucho trabajo, mucho bienestar, y también produce muchos recursos económicos.
— Este año aspiramos, y espero que así sea, a que la radio pueda avanzar, modernizarse con tecnología, que el Gobierno permita, dentro de los parámetros legales, que vayamos a la radio de cuatro canales, como la hay en España y otros países. Que se digitalice completamente, con mejor sonido, con mejor amplitudm para brindar un verdadero servicio.
Explica que, si a la industria de la radio en Venezuela se le dan facilidades dentro de las normas que rigen la materia, para importar sus equipos y repuestos, dentro de la metodología del profesionalismo que debe mantenerse, puede tener un cambio sustancial, en beneficio del país.
“Creemos que la industria de la radio puede crecer, mucho más”.
Aquí puede haber grandes cadenas, asegura el periodista y radiodifusor, grandes circuitos, porque hay empresarios que quieren invertir, pero sobre todo, aparte de esos empresarios, que quienes estén al frente de esos medios sean los profesionales que se han formado para el manejo y la dirección de estos.
Sincerar la realidad
Otro aspecto para mejorar la radiodifusión en el país, sería la competencia leal y legal, en el aspecto laboral y empresarial. Al respecto, Aguilar dice que la radio, las emisoras, paga impuestos al Estado venezolano a través de Conatel, y genera desarrollo y tecnología, al igual que educación, en muchos sectores.
—Por ello, añade, es importante que, si nosotros queremos una industria robusta y sólida, todos tenemos que pagar lo que nos corresponde, establecido en la Ley de Telecomunicaciones, para que el Estado también pueda invertir en desarrollo tecnológico, y para que las universidades formen adecuadamente a los profesionales que se necesitan para que las emisoras sean manejadas por profesionales de la Comunicación Social.
— En este momento, más de 480 emisoras pagan impuesto a Conatel, pero tenemos conocimiento de que hay más de mil emisoras que no pagan. Es algo ilógico, señala Aguilar. Que unos paguen y otros no. No puede ser. Además, no podemos actuar de forma caprichosa, con una permisividad que se ve a simple vista, de que cualquiera agarra, monta una emisora, invade frecuencias, no paga impuesto, no paga salarios, comercializa, no cumple con la Ley Orgánica del Trabajo, ni con la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, y otras leyes adicionales.
Entonces, para este 2022, aspiramos los radiodifusores venezolanos, primero, a que se sincere la situación de la industria. No podemos tener dos o tres tipos de radio, unos compitiendo contra otros, con desventajas que son descomunales.
Concluye el veterano radiodifusor indicando que la radio privada se merece respeto. Son más de ochenta años con una radio trabajando, empujando y contribuyendo con el desarrollo del país.
Humberto Contreras 

- Advertisment -
Encartado Publicitario