sábado 16 octubre, 2021
InicioRegionalFallas en suministro de agua potable afectan a Junín

Fallas en suministro de agua potable afectan a Junín

263 views

Residentes de diferentes sectores del municipio Junín reportaron fallas en el suministro de agua potable, situación que se extendió durante varios días y que aún persiste en algunas comunidades.

En barrios y urbanizaciones padecieron por la suspensión de este primordial servicio, y los habitantes manifestaron desconocer las causas, pues no hubo una información oficial al respecto.

“Cuando llueve, funcionarios de Hidrosuroeste informan a través de las redes sociales que se tapan las captaciones o cualquier otro problema que se genera con el río Quinimarí, pero en esta oportunidad la lluvia comenzó el sábado en la noche y ya estábamos sin agua”, explicó Neida Moreno, vecina de Los Palones.

Agregó que después de tres días se restableció, pero no totalmente, pues de las tuberías sale poca cantidad y con mucho lodo; este caso se repite en las urbanizaciones La Colonia y Sur, donde la fuerza del agua disminuyó considerablemente.

De La Victoria, parte alta, Yanett Gutiérrez señaló que también sufrieron con este percance, y que su reposición ha sido paulatina, “todavía no sale en abundancia por las llaves”.

La casa de Miriam Benavides está ubicada en el barrio Santa Bárbara; el lunes ya contaba cinco días sin el vital líquido. “Durante este periodo solo llegó un pequeño chorro, pero no duró ni veinte minutos. Apenas pudimos llenar dos tobos”.

Comentó que su hija, quien vive en San Martín, también sufre por el mismo problema, y, aunque tiene un tanque de almacenamiento, este es insuficiente para el tiempo que ha permanecido sin el servicio.

Una vez a la semana

En El Rosal el problema es más grave, pues en este sector la falta de agua potable es constante, desde hace mucho tiempo.

Naretza Ovalles, una de las afectadas, relató que el agua solo llega una vez a la semana, lo que no permite realizar las labores del hogar con regularidad:

“Aquí solo contamos con agua una vez a la semana; por eso, muchos hacemos el esfuerzo para adquirir un tanque y cubrir en parte los requerimientos. Igual le pasa a mi mamá, en La Azucena, donde la escasez es continua”.

Explicó que cuando llega el agua, llenan el tanque, lavan la ropa, que se acumula durante varios días, y limpian a fondo la casa.

“Aprovechamos y hacemos todo lo que no podemos en los otros días; según dicen, cuando tenemos agua es porque encienden una motobomba que está cerca de una cancha. En ocasiones, son dos veces, pero es como un sorteo”.

Dice que a pesar de que son años con esta situación, todavía no se acostumbran, pues son numerosas las familias de esa comunidad, con niños pequeños y adultos mayores, que tienen necesidades especiales.

“Además, el suministro de agua potable es fundamental durante esta época de pandemia, cuando hay que desinfectar todo, lavar la ropa que usamos cuando salimos, lavarnos las manos y mantener el hogar impecable”, finalizó.

Una situación que afecta a los habitantes del municipio Junín, y que empeora durante el periodo de lluvia, debido a que el caudal del río Quinimarí crece y obstruye las captaciones que surten a la población. /Norma Pérez.

- Advertisment -