jueves 8 diciembre, 2022
InicioRegionalFalleció uno de los fundadores de los Bomberos de San Cristóbal

Falleció uno de los fundadores de los Bomberos de San Cristóbal

1.762 views

El Cuerpo de Bomberos del municipio San Cristóbal está de luto, por el fallecimiento de uno de los pioneros, miembro de aquel reducido grupo de hombres que, en noviembre de 1952, fundaron la institución y montaron la primera guardia, como integrantes de un equipo de servidores públicos que se mantendría alerta durante las 24 horas, para actuar de manera solícita y con eficacia, en protección de la vida y los bienes de la ciudadanía.

En horas de la mañana del pasado domingo, 24 de octubre, se recibió la infausta noticia sobre el deceso, en la ciudad de Caracas, donde estaba residenciado, del Tcnel. (B)  Pablo Julián Marín Cerezo, uno de esos viejos apagafuegos de vasta experiencia y extraordinarios conocimientos, ejemplo y guía para las nuevas promociones de bomberos en Venezuela, pues durante su dilatada trayectoria estuvo ligado a los cuerpos de bomberos de diversos estados del país.

El nombre de Marín Cerezo está escrito con letras de oro en la historia de los bomberos de nuestro estado y particularmente de San Cristóbal, donde es recordado con gran cariño por las viejas generaciones. Este bombero llegó a nuestra ciudad en el año 1952, procedente de Caracas, junto al sargento ayudante Baltazar Augusto Echeverría, quien sería el instructor y comandante fundador. De este grupo formaron parte Rafael Finol, Rodrigo Nava, Asdrúbal Salomón y el tachirense Justo Pastor Daza Porras. Estos fueron los pioneros, primeros bomberos guardianes de la capital tachirense.

Las funciones de Marín fueron las de bombero jefe de la sección B y maquinista, es decir, chofer de la unidad de combate de incendios. Pasados algunos meses, y con la satisfacción del deber cumplido, puesto que se había formado a cabalidad a un grupo de jóvenes para desarrollar tal labor, el equipo regresó a Caracas, desde donde Pablo Marín se mantenía en permanente contacto con sus bomberos, a quienes quería como hijos. En realidad, nunca existió separación y de hecho, en el año 2002, Pablo Marín vino a San Cristóbal con la finalidad de asistir, como invitado muy especial, a los actos del 50 aniversario. Se le rindió homenaje y fue ascendido al grado de mayor.

Desgraciadamente, el pasado domingo, 19 años después de ese homenaje, cuando los bomberos de San Cristóbal se preparaban para celebrar, el 28 de noviembre próximo, los 69 años de su creación, ocurre su deceso, lo cual ha sido recibido con gran pesar. Paz al alma de este servidor público, a quien se le recuerda con cariño por ser uno de los fundadores del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal. (Armando Hernández)

- Advertisment -
Encartado Publicitario