miércoles 8 diciembre, 2021
InicioRegionalNingún acceso está a salvo en Zorca-San Joaquín

Ningún acceso está a salvo en Zorca-San Joaquín

236 views

Luego del crítico derrumbe ocurrido hace una semana, que además ocasionó que la quebrada La Zorquera tomara como su cauce lo poco de carretera en el comienzo del tramo que comunica a Zorca-San Joaquín con Zorca-Piedecuesta. en el municipio Capacho Nuevo, hasta los momentos se ha dispuesto de un payloader para luchar contra una montaña de tierra, a cuyos lados corren libres aguas que aún no dejan el sueño en paz a quienes habitan en sus cercanías.

Ya el protector del Táchira, Freddy Bernal, la alcaldía del municipio Capacho Nuevo  y personal del Ejército Nacional se  hicieron presentes en el lugar de la emergencia, la semana pasada, contemplándose con los afectados la necesidad de usar varias unidades de maquinaria pesada, con su respectivo equipamiento de combustible, la pala mecánica y 4 camiones para retirar los escombros.

No obstante, hasta los momentos las promesas solo se han concretado en la habilitación de una pala mecánica, que cada tanto se detiene cuando requiere combustible y mantenimiento, o se accidenta, y sola debe lidiar con toneladas de escombros que algunos calcularon en 14 mil.

Pero. en medio de la desazón por lo que la quebrada desbordada pueda ocasionar y que a más de un residente del sector le inquieta el sueño, otros han hecho de la pesca una forma de entretenimiento.

—Lo bueno es que está bajando mucho pescado – ronquetes. sardinas y voladores-, como no habíamos visto hace mucho tiempo. Y ese pescado es sabroso, es mejor que un bagre, se le echa bastante vinagre y limón para desinfectarlo. Antes había muchísimo más -panches y corronchos-, hasta que vaciaron en Peribeca agua con veneno que se usaba para la fumigación. Eso blanqueó la quebrada, con el poco de pescado muerto, como hace 15 años—relató Jhonatan García, líder vecinal

Damnificados,

arriba y abajo

Ante el peligro en plena temporada invernal, que apenas si se aliviará por los meses de noviembre, y la quebrada fuera de su curso natural y en vigoroso caudal, a Zorca-San Joaquín solo le quedan dos accesos a duras penas transitables: uno hacia Zorca- Buenos Aires y otro hacia Peribeca.

—Estamos mal, no hay vida cuando necesitamos salir a trabajar fuera de aquí, pues ara tomar el transporte tenemos que caminar media hora. Aquí la comunidad está tratándose de unir para ver si arreglamos este pasito, Zorca hacia Buenos Aires, pero apenas sirve para que pasen motos y personas. Por San Joaquín, parte alta, también se cayeron seis casas y aunque limpiaron el tapón que dejó el derrumbe, el cerro sigue viniéndose. Le quitan, pero vuelve y se baja. Estamos con las manos atadas— afirmó Édgar Gerardo García.

Y si en la parte baja el saldo fue de alrededor de una veintena de viviendas que quedaron afectadas, con pérdida total y parcial, por los desastres naturales de noviembre del año pasado y marzo, tres meses atrás la parte alta también aportó su cuota de damnificados, a lo que ha contribuido una rotura del sistema de aguas negras. Por más de un mes, los deslizamientos bloquearon el paso, requiriéndose acciones de limpieza de vías, que el cerro da señales que deberán repetirse.

Unos cientos de metros más arriba de la plaza principal de Zorca-San Joaquín, en un área ya propiamente rural, una falla de borde amenaza con hundirse aún más. Ángel Walter Molina, vecino de la parte alta, quien vio cómo la quebrada hizo de las suyas con su negocio, recomendó que allí sea depositado parte del material que se haya extraído de la liberación del cauce de La Zorquera, pues de esta manera un mal podría solucionar otro mal.

—De un día para otro todo se nos complicó en Zorca- San Joaquín, y el primer aviso fue en noviembre. Yo tenía 40 años con mi taller y lo perdí, así como un camión— dijo Walter Molina.

Además de estos problemas, el día martes, los habitantes de Zorca-San Joaquín no contaban con el servicio del agua, probablemente debido al daño de una tubería.

Freddy Omar Durán

- Advertisment -