jueves 28 octubre, 2021
InicioRegional“No hay condiciones para ir a clases”

“No hay condiciones para ir a clases”

1.433 views

Según los representantes gremiales de los docentes, las malas condiciones de las infraestructuras de las instituciones escolares, los sueldos deficientes, la pandemia, y la migración de educadores y familias enteras, son puntos negativos para el inicio del año escolar 2020 – 2021.


Por Bleima Márquez

La tercera semana de octubre es la fecha anunciada por el presidente de la República, Nicolás Maduro, para iniciar las clases presenciales en Venezuela. Es un proceso  que –según informó el mandatario nacional- estará ajustado a un plan especial para evitar la propagación de la pandemia por covid-19.

De acuerdo con lo planteado, el retorno a los salones de clases estará basado en el esquema 7+7, esto significa que los estudiantes asistirán a las instituciones durante la semana flexible y en la siguiente se mantendrán en cuarentena; sin embargo, los últimos anuncios sobre flexibilizar noviembre y diciembre, mantienen en alerta a los educadores.

Gladys Chacón, presidenta del Colegio de Licenciados en el Táchira.

Para los distintos representantes de los gremios y federaciones de maestros y profesores, el llamado al nuevo año escolar 2021-2022 no corresponde con la realidad del país.  Ildemaro Useche, presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), y Gladys Chacón, coordinadora del Observatorio y presidenta del Colegio de Licenciados del Táchira, emitieron sus posiciones.

De acuerdo con Useche, para los maestros la práctica pedagógica se da cuando el niño tiene una interacción con el docente. “La presencia de los niños en el aula no solamente fortalece el conocimiento, la formación en las áreas académicas, sino que además se establece una relación social entre el estudiantes, el docente, sus compañeros y todo el entorno educativo”, señaló

Aseguró que por ese motivo piensan que la modalidad presencial es la única que garantiza el éxito del  proceso de formación académico de los estudiantes.

Vacunación

Gladys Chacón reconoció que al momento el Gobierno dice que hay un promedio del 40 % de vacunación del personal docente, pero ignora si se trata de una estadística a nivel nacional o regional. Piensa que debe agilizarse el proceso y aplicar incluso a los padres, porque se podría generar un cultivo del virus, aunque se supone que las clases serían semipresenciales.

Otro factor que Chacón considera relevante es el cumplimiento de las medidas de bioseguridad, como el uso correcto del tapaboca, uso de alcohol o gel antibacterial; en este caso, piensa que será responsabilidad de los padres, representantes y maestros.

 Useche consideró que las condiciones no están dadas para el acto pedagógico, comenzando porque es necesario un proceso de vacunación masiva, que no solo implique al docente, sino que abarque el total de padres y representantes, del entorno escolar e incluso de los niños, “pero con la dosis adecuada o referida, sin inventar”.

 Estructura escolar

 Para el presidente de la FVM,  iniciar el año escolar requiere de infraestructuras educativas  en óptimas condiciones.

“Para nadie es un secreto que la desatención y el mantenimiento de las instalaciones escolares no datan desde el tema de la pandemia. Nosotros hemos venido denunciando, desde hace más de cinco años, la crisis por la que pasan las instituciones educativas”, afirmó y aclaró que se trata de estructuras que datan de más de cincuenta y sesenta años que se mantienen a pie, pero que requieren remoción, pintura, techos, baterías de baños, servicios públicos, internet, áreas verdes y recreación, entre otros aspectos físicos.

 Misma apreciación tiene Gladys Chacón, quien invitó a la ciudadanía a hacer un recorrido por escuelas y liceos para constatar las condiciones de estas edificaciones.

“Podemos pasearnos por las instituciones emblemáticas de San Cristóbal, como la Román Valecillos (la famosa Normal), el Carlos Rangel Lamus, Pedro María Morantes, la Escuela Técnica Industrial, entre otros, para que vean el desastre en el que están las instituciones educativas”, denunció Chacón, quien piensa que en corto tiempo no es posible garantizar las condiciones de salubridad mínimas.

 “Dónde está el presupuesto nacional que se asigna para la infraestructura educativa, que brilla por su ausencia desde hace más de tres o cuatro años, sobre todo en este tiempo de pandemia. Ahora están en completo estado de abandono y no las han recuperado para el inicio de clases seguro, como ellos le llaman”.

Al respecto, afirmó que ahora, siendo una responsabilidad del Estado, les quieren endosar ese compromiso a los padres y representantes, como colaboración y sentido de pertenencia, pero – a su juicio- cómo coadyuvar si también tienen un salario de hambre. Las familias tampoco tienen para la compra de uniformes, útiles escolares.

“Quién va a sufragar eso, no se volvió a dar ni el bulto escolar desde hace al menos cinco años”, comentó Chacón y aclaró que el gremio no se niega al inicio de clase, proceso de gran importancia para el desarrollo de todo país.

- Advertisment -