#OjosParaRufo la campaña que busca devolver la esperanza a Rufo Chacón

3180
Este martes en la mañana, el adolescente fue sometido a una intervención quirúrgica para retirarle los restos de sus globos oculares.

A través de la etiqueta #OjosParaRufo, usuarios de Twitter se han dado a la tarea de buscar ayuda y esperanza en el caso de Rufo Chacón, joven que fue impactado por perdigones en el rostro, perdiendo la visión.

En uno de los mensajes, se dio a conocer que la clínica oftalmológica Barraquer en Bogotá, Colombia, estaría a la orden para operar al joven Chacón.

Por otra parte, también se hizo mención al doctor Jeffrey Goldberg de la Universidad de San Diego en California y el profesor de cirugía plástica de la Universidad de Pittsburgh, Vijay Gorantla, quienes estudian la posibilidad de hacer un trasplante de ojos.

Para ambos casos, la internacionalista Maruja Tarre se ofreció a investigar y confirmar la posibilidad y veracidad de estas posibilidades.

Clínica de Bogotá ofreció ayudar a Rufo Chacón

La policía de Táchira le propinó al menos 50 perdigones a quemarropa, eso lo confirmaron sus familiares. Esta brutalidad represora le causó la perdida de sus ojos, además de múltiples traumatismos en su rostro.

“Mi hijo perdió los ojos solo por ayudarme a pedir el gas que necesitamos. Le arruinaron la vida, mi hijo se quiere morir”, lamentó entre lágrimas Adriana Parada, madre de Rufo Chacón, a las afueras del hospital de San Cristóbal.

Desde que se conoció el caso, varias personas han manifestado su interés en ayudar al joven y a su familia. También se ha hecho viral un mensaje en la cuenta de Twitter del padre José Palmar, sacerdote diocesano en el exilio, incardinado en la Arquidiócesis de Maracaibo, en el que afirma que la clínica Barraquer de Bogotá se ofreció a tratar al joven.

El diario El tiempo, contactó al gerente Christian Reinel, quien confirmó que algunas de esas peticiones llegaron a ese centro médico, especializado en tratamientos oftalmológicos, y que están dispuestos a atender al joven.

“La clínica tiene un programa social llamado ‘Ojos por Colombia’ en el que atendemos a colombianos con problemas de salud y que están en otras ciudades. No había problema en incluir al joven, pero estamos pendientes del parte médico oficial”, afirmó.

El informe clínico que se ha conocido del joven habla de una “evisceración de ambos ojos” que significa la extracción total del globo ocular (iris, córnea y retina) y por tanto la ceguera.

Reinel afirma que si ese fuera el caso no es posible hacer un trasplante.

“Estaríamos dispuestos a tener una junta médica para evaluar su caso, pero si el parte es de evisceración lo que quiere decir es que perdió sus ojos y ahí ya no se puede hacer nada”, explicó Reinel.

El gerente añade que, si el joven o su familia quisieran, ellos podrían ayudar a hacerle un tratamiento estético que consiste en poner una prótesis, pero subraya que para ellos es necesario confirmar el parte médico y una vez hecho, dejar cicatrizar las heridas que tiene en sus ojos.