Precios de productos en los mercados pisa los talones a lista oficial regulada

4148

Apenas ha entrado en vigencia la nueva lista de precios de productos de la canasta básica, y si bien algunos rubros se encuentran hoy aparejados a la misma, otros parecen no corresponderse a la realidad que se vive hoy en día.

La carne y el pollo estaban escasos en algunos locales, mientras otros prefirieron no abrir todavía.

Aunque la carne y el pollo estaban escasos, y algunos locales prefirieron no abrir todavía, el resto de productos se ofertaba con cierta correspondencia a lo publicado en gaceta oficial; pero muchos cobrados en efectivo, alegando algunos establecimientos sin mayores detalles que no tenían punto.

En la mañana de los camiones ya se estaban descargando avena, arroz, harina y atún. El despachador con la factura en la mano nos decía que la lata mediana de atún venía en 64 Bs.S –un costo que en estante se debería incrementar muy poco para cumplir lo oficial-  mientras que la mayonesa venía en 45 Bs.S, superando ya sin estar a la venta al público 6 Bs.S la Gaceta Oficial. No obstante, el precio de venta al público no venía remarcado sobre la mercancía.

Para Rosalinda Fernández hay que saber buscar los mejores precios, porque según ella si bien algunos van por lo legal, otros van en desbandada.

Le escandalizó el precio de las verduras, por lo que tuvo que adquirir de a poquito ya que su monedero no daba para mucho, pues estaba adquiriendo cosas con salario viejo, que ni le hace cosquillas al total del conjunto de alimentos por ahora sometidos a control.

Apenas entró en aplicación la lista oficial de precios de productos de primera necesidad, ya la gente siente que algunos rubros la han superado. (Foto/Gustavo Delgado)

Incluso, siempre y cuando se dispusiese del dinero “constante y sonante”, se pedía en la calle por el cartón de huevos 50 Bs.S o en su defecto 5 mil pesos, que si se compara con el precio oficial estaría por debajo, pero la realidad es que todavía hay un diferencial enorme entre precios en efectivo y por punto, en desmedro de los segundos. Lo mismo puede decirse de la harina y la azúcar “bachaqueada” –de venta callejera informal- ofertadas ambas  en efectivo en 20 Bs.S el kilo.

De igual manera como no se han adecuado los precios al nuevo ajuste, el lenguaje no ha variado, y todavía se expresaban en “miles”, confundiendo aún más al consumidor.

Al salir del mercado, un consumidor se quejaba en alta voz que muchos establecimientos alegaban no tener punto para cobrar en efectivo, a precios que ya estaban superando el promedio de retiros bancarios diarios.

Cierto ambiente de tensión se sentía en el mercado de La Ermita, pues no pocos al ver los precios de frutas y verduras que oscilaban entre los 30 Bs.S y 60 Bs.S el kilo amenazaban a los comerciantes con hacer valer la autoridad para “poner orden” y si era posible llevarlos a la cárcel, incluso se habló de la presencia en el lugar de un diputado del Consejo Legislativo.

Margarita Restrepo, quien estaba haciendo cola en una de las pocas carnicería que “algo” ofrecía, dijo que esperaba que la que la nueva lista se cumpliera, aunque ya por el hígado le estaban pidiendo 80 Bs.S,  por el queso 160 Bs.S el kilo, y por el cartón de huevos 180 Bs.S.

–Si aplican la ley la cosa se puede acomodar –agregó Restrepo- si no, pues no…(risas)

Mary Villamizar fue un poco más efusiva y arengó: “ya estamos cansados de esto, hasta cuándo. En vez de surgir estamos de para atrás. Cola para todo. Hay mismo están los soldaditos –refiriéndose a unos efectivos que por ahí se movilizaban- recogiendo algo para llevar a los cuarteles. Mire esas criaturas –señalando a un ñiño- desnutridos, así estamos muchos…¡Qué Dios nos ayude!”

Si bien la gente se ha grabado en la mente algo de lo que se ha dicho por los medios y en la calle, no cargan consigo ni en un papel o en sus dispositivos electrónicos la lista, pues desconocen la manera de hacerla valer ante los comerciantes, no confían en la efectividad de alguna denuncia.

Freddy Omar Durán