viernes 25 septiembre, 2020
Inicio Regional “Prevenir es la clave para evitar propagación”

“Prevenir es la clave para evitar propagación”

547 views

Norma Pérez M.


Las medidas de prevención son fundamentales para evitar la propagación del covid-19 y en seguirlas paso a paso está la clave para frenar esta pandemia, esta es la principal recomendación que hace el médico infectólogo Javier Roa.

Ante la aparición del primer caso comunitario en el municipio Junín, el cual fue confirmado de manera oficial por las autoridades competentes, se hace imperativo que la población acate a cabalidad las medidas de bioseguridad en beneficio de la preservación de su salud y así evitar poner en riesgo su vida.

El doctor Roa es especialista en enfermedades tropicales y VIH, exjefe del departamento de Medicina Interna del Hospital Militar de San Cristóbal, actualmente reside y labora en Rubio. Desde su visión de experto explicó importantes aspectos acerca de este letal virus.

Siempre alerta

A manera de contexto, se refirió a las formas de contagio, donde estableció que el covid-19 se transmite de persona a persona, por contacto directo de los fluidos salivales o respiratorios.

“Por lo tanto, una persona portadora estornuda y deja el virus en perillas, mostradores, picaportes, cubiertos, etc. Tiene contacto con otras personas y así se va transmitiendo, porque su propagación es muy rápida”, señaló.

Por eso son tan importantes las medidas de prevención y recalcó que  las reglas están muy bien establecidas para  prevención de la comunidad, desde el punto de vista respiratorio.

Seguir las medidas universales de la Organización Mundial de la Salud: Usar tapaboca adecuadamente; indispensable para quien tenga tos. Por ello, cuando se inició la cuarentena, quedó establecido en Gaceta Oficial que es de uso obligatorio, con sanciones a quien no cumpla.

La mascarilla debe cubrir boca y nariz, ajustarse al rostro, mantenerla limpia y si es desechable, hay que descartarla después de usarla. No se debe llevar colgando, a un lado o quitársela para hablar.

Lavarse las manos frecuentemente. Protege más el lavado de las manos que los guantes, pues estos últimos se pueden contaminar con más rapidez. Hay que desinfectarlos constantemente.

Esto en razón que el virus puede permanecer vivo en ciertas superficies, de allí la prevención del lavado de manos y desinfectarlas. También hacer uso del gel antibacterial.

El distanciamiento social es imprescindible, ya que el virus es pesado y por su peso molecular cae al metro y medio o dos metros. Por lo tanto, el distanciamiento social evita que el virus llegue a otro individuo. Es una medida sanitaria importante, pues no llega el contacto.

Quedarse en casa. Si no es urgente salir, no lo haga. Las personas con resfriado, gripe o enfermedades pulmonares, deben permanecer en su hogar.

El doctor Javier Roa resaltó que con esas medidas se puede superar el contagio, evitar riesgos y frenar la propagación. “La contaminación es muy rápida. El crecimiento del virus es exponencial dentro del organismo y una vez que entra a las fosas nasales, la diseminación y crecimiento son rápidos”.

Está comprobado que los estragos que hace el virus son letales, debido a que origina graves daños al sistema respiratorio y sistema sanguíneo. Las alteraciones son muy graves y pueden costar la vida a quien se contagie.

Las probabilidades de infección grave son bajas en personas sanas, pero el riesgo se incrementa en pacientes mayores de 60 años, diabéticos, cardiópatas, asmáticos que reciban tratamiento, con morbilidades asociadas que debilitan al paciente con covid-19 y le llevan a un alto grado de mortalidad.

Tomar conciencia

Se deben cumplir las medidas preventivas.

Una de las preocupaciones que manifestó el galeno es que no se observa el distanciamiento social en la calle.  A su juicio, son muchos los mecanismos que hacen falta. Aplicar estrategias adecuadas y que la gente las cumpla, sobre todo donde hay grandes concentraciones, como mercados y comercios.

Lo más importante: que la población tome conciencia y entienda que el riesgo no es individual, sino que uno solo que desatienda la bioseguridad pone en peligro a muchas personas, hasta de su entorno familiar.

“Junín se mantuvo sin casos gracias a las medidas que se adoptaron, pero si los habitantes no contribuyen continuará la aparición de contagiados. El virus no descansa siete días. Está de día y  de noche. Existe y va a permanecer por mucho tiempo. Se va a implementar como una endemia”, dice mientras hace una proyección de la enfermedad, hasta marzo del próximo año.

- Advertisment -