“Solo necesitamos cédula de Identidad para obtener un servicio público en el país”

774
Gobernadora Laidy Gómez en rueda de prensa.
Gobernadora Laidy Gómez en rueda de prensa.

Los graves problemas, constantemente denunciados, respecto del suministro de combustible en la entidad andina, no los resuelve un censo automotor, un chip y mucho menos con el carnet de la patria pues “apegados a la Constitución solo necesitamos Cédula de Identidad para obtener un servicio público”, así lo expuso la gobernadora Laidy Gómez en rueda de prensa.

Reiteró, la primera mandataria regional,  que los tachirenses tenemos innumerables pruebas para refutar los proyectos que sin solución emprende el Poder Central, sobre todo en materia de suministro de combustible.

Al respecto manifestó que a pesar que en la entidad se han realizado hasta la fecha más de cinco censos automotores y se implementó la modalidad del TAG o Chip de combustible hace muchos años, el contrabando del hidrocarburo se mantiene – es más, cada día aumenta, seguramente motivado a la crisis económica que padece este pueblo y al diferencial cambiario que devalúa nuestra moneda-, resaltó Gómez.

Recordó también que a pesar de la instalación de mayor cantidad de Estaciones de Servicio Internacionales, el contrabando en frontera es una realidad pública,  notoria y connacional.

“Comience por pedir el carnet de la patria a quienes pasan las más grandes cantidades de combustible por la frontera hacia el vecino país, esos seguros irán rápido a hacer esa cola (…) en cambio los venezolanos, que portamos sólo nuestra Cédula de Identidad, que nos regimos por la Constitución Nacional y el ordenamiento jurídico, no seremos copartícipes de una estrategia político partidista utilizada por el PSUV para controlar al pueblo”, sentenció.

La primera autoridad tachirense señaló al Poder Nacional que en la entidad que representa, los ciudadanos hacen entre 10 y 12 horas de cola cada vez que van a surtir gasolina, y de esa situación no se ha obtenido ninguna respuesta.

“Los tachirenses sufrimos la inoperancia de las autoridades nacionales al momento de necesitar combustible y sabemos que un carnet ni nos mata el hambre, ni nos llena el tanque. Nosotros no nos vamos a prestar a esta nueva estrategia fallida, pues en el Táchira ninguna modalidad ha brindado soluciones al problema de gasolina”, manifestó la Gobernadora.

“Si el Ministro de Transporte no acude al Táchira

no tengo nada que hacer en Miraflores”

La gobernadora Laidy Gómez aseguró este miércoles que no acudirá a Miraflores con el presidente de la República, hasta que el Ministro de Transporte, Hipólito Abreu no venga al estado Táchira a conocer los graves problemas de vialidad que enfrenta la entidad andina.

Tal aseveración la emitió la mandataria regional en respuesta a lo dicho por la primera autoridad nacional, Nicolás Maduro durante la alocución presidencial al invitarla a reunirse junto con los demás gobernadores opositores, para que presente propuestas de acciones de desarrollo para el Táchira.

Gómez refirió que no acudirá para hacerse una foto en la sede de la presidencia de la República y generar tarimas mediáticas porque desde hace seis meses advirtió al Ejecutivo Nacional del colapso vial mediante informes y más de 15 proyectos para recuperar las diferentes vías colapsadas.

Explicó que en este momento el estado Táchira enfrenta un caos y crisis total en su vialidad y, aunque viene haciendo grandes esfuerzos a través de  autogestión con Corporación de Infraestructura del Táchira (Corpointa), el Instituto de Vialidad Tachirense (IVT) y Protección Civil, y algunas nacionales con sede en el estado, las asignaciones presupuestarias no han sido aprobadas por parte del Ministerio de Transporte.

Por lo que apuntó, que no les han permisado los códigos de cemento y eso imposibilita hacer regresivas. “Le presento proyectos, solicitudes informes, le llamo y envió mensajes y no da respuesta alguna. Esto nos hace creer que mira con indiferencia la crisis de vialidad en Táchira”, dijo.

De allí que la gobernadora consideró que dicha situación “es una falta de respeto no con la autoridad del estado Táchira sino con todos los ciudadanos que viven aquí y que sufren el caos de contar con sus vías colapsadas”.

Aunque expresó que los representantes del Ministerio en la entidad trabajan con las uñas y hacen un esfuerzo maratónico para tratar de solucionar la problemática, “amor con hambre no dura porque sin recursos no puede hacer milagros”.

También recordó que desde hace ocho meses solicitó la reparación de la vía directa hacia El Zumbador, concretamente en la Curva del Diablo la cual se está cayendo por la inoperancia y la falta de atención presupuestaria de los entes nacionales y hoy nuestros peregrinos que se dirigen al Santo Cristo deben pasar por esta situación.