viernes 2 diciembre, 2022
InicioRegionalVecinos de la calle Sucre de Barrancas viven en medio de...

Vecinos de la calle Sucre de Barrancas viven en medio de las aguas negras

215 views

Los daños en la cloaca principal de la calle Sucre, en Barrancas, mantienen preocupados a los vecinos, que requieren la pronta canalización de los residuos cloacales. (Foto/Gustavo Delgado)

El desplazamiento de los suelos ha causado daños a varias viviendas de la zona. (Foto/Gustavo Delgado)

Por más de diez años los residentes de la calle Sucre, en Barrancas, municipio Cárdenas, se han visto en la obligación de convivir en medio de aguas negras, tras el colapso del cajón principal que capta las aguas residuales, lo cual ha causado que los terrenos pierdan su estabilidad y ocurran daños estructurales en media docena de viviendas.

Quienes residen en esta zona afirman que los gobiernos municipales y regionales de turno poco o nada han hecho para solucionar la difícil situación y de una vez por todas cerrar un amargo capítulo a decenas de familias.

Cristina Rodríguez declaró que las afectaciones en la calle ocurrieron desde el año 2005, cuando de manera imprevista ocurrió la implosión de la tubería que capta las aguas residuales de la zona:

“Nuestro calvario comenzó con la simple rotura de la cloaca central, pero después ese problema se fue agravando, a tal punto que en muy pocos días la calle se convirtió en un lodazal y empezaron a ocurrir deslizamientos de los terrenos”.

Afirmó la vecina que los primeros desplazamientos del suelo fueron advertidos a las autoridades municipales del momento, pero estas no acataron el llamado: “En pocos días la vía principal se fue desplazando, después de eso todo el sector se hizo invivible por los malos olores, moscas y toda clase de bichos, ya que las aguas quedaron expuestas y sin canalización”.

“Aguas destruyeron viviendas”

“Con el pasar de los días comenzaron a aparecer grietas en las paredes de una decena de casas, esos daños se fueron incrementando y en corto tiempo muchas de estas se fueron al piso y sus habitantes se vieron en la necesidad de abandonarlas, con el agravante que les tocó marcharse a pagar arriendo, ya que la administración local de la época poco ayudó a los damnificados”.

Destacó que ante ese oscuro panorama fueron pasando los años y los problemas en la calle Sucre aumentaron: “Se engavetaron nuestras necesidades, lo cual es un tema de preocupación, pues hoy en día es aún más latente nuestras necesidades; requerimos que se repare el colector de aguas; sumado a eso, que se hagan más drenajes, pues son necesarios para captar los desbordamientos de los residuos de cloacas, eso permitiría que no se sigan desplazando más casas”.

Finalmente, comentó la vecina que es necesario que el ayuntamiento de Cárdenas estudie la posibilidad de invertir en la reparación del alumbrado público, cuyo funcionamiento es completamente nulo, dado que tiene más de cinco años que no opera eficientemente.(PER)

- Advertisment -
Encartado Publicitario