InicioReportajes y EspecialesHablemos de sexo, la conversación ausente

Hablemos de sexo, la conversación ausente

793 views

Por Astrid Anselmi y Génesis Prada

Sin la activación de campañas y diálogos oportunos sobre sexo y sexualidad en la agenda pública venezolana, lo recomendable es generar un canal de comunicación en el hogar, donde los padres propicien un ambiente de confianza que les permita a los jóvenes comprender y aceptar su cuerpo y sus funciones.

El primer paso, de acuerdo con las sugerencias de la orientadora familiar María Helena González, es tratar las heridas pasadas, aún por sanar, de los padres. Estos últimos deben atender su propia salud mental porque puede incidir en la de sus hijos. Los capítulos de vida inconclusos o los conflictos sin resolver son capaces de provocar situaciones similares en los pequeños.

Diseñor Néstor Granados-

“Si no es una prioridad, corren el riesgo de obviar ciertas alarmas en los hijos. Un adulto con sanidad emocional, tendrá hijos felices”, recalca González.

Un tema inicial para abrir la conversación sería enseñarles a las niñas y niños la correcta higiene de sus genitales, así es inculcado el sentido de responsabilidad personal sobre sus órganos sexuales, recomienda.

Los progenitores deben estar en absoluta disposición a escuchar y prestar especial atención a las palabras manifestadas por los niños, niñas y adolescentes. Sus sentidos tendrán que activarse como un radar a fin de notar, según las ideas expresadas por los menores, para qué tipo de conversaciones se encuentran listos.

Bromas doble sentido, chistes sexuales, comentarios elevados de tono, vocabulario avanzado para su edad e -incluso- la forma cómo visten pueden revelar que han estado en contacto con alguien que les hizo sentir su sexualidad o comenzaron a recibir información a través de otros medios como la pornografía.

González aconseja que, el acceso a alto contenido sexual es un tópico a abordar en lugar de evitarlo. Explicar con detalle a las chicas y chicos las implicaciones de un vídeo de esa índole es imprescindible: la pornografía implica a dos personas desarrollando un trabajo, no son una pareja, no mantienen un vínculo sentimental y no todo lo practicado a la mujer en el material le produce placer en la vida real.

Diseñor Néstor Granados.

Aclarar las concepciones entorno a la pornografía transmite la importancia de la conversación al mantener relaciones sexuales con otras personas para conocer qué desean, qué no y cuáles son sus límites. Así es posible inculcar el valor del consentimiento y el respeto por el cuerpo de los demás.

Sobre esta misma línea se halla la virginidad. La orientadora exhorta a despojar al asunto de cualquier visión rosa o satanizada con el objetivo de crear un criterio sólido en las hijas e hijos -no solo- respecto al inicio de la actividad sexual, incluso sobre la homosexualidad y el racismo.

Diseño Néstor Granados.

La salud asociada a la masturbación también es otro tópico a tratar. Dado que no está dictaminada la edad para iniciarse sexualmente, la experta indica que la sospecha de esta práctica no debe ser catalogada como una enfermedad o como un acto prohibido, de hecho, recalca que con la masturbación se retrasa el encuentro sexual y, por ende, el riesgo de embarazos precoces o contagio de infecciones.

Al obviar las conversaciones sobre salud sexual y reproductiva, el Estado, las entidades educativas y los padres exponen a los niños, niñas y adolescentes a diversos escenarios: castrar su sexualidad por miedo, inseguridad, violencia de género y desconocimiento de leyes capaces de ampararlos. La desinformación puede derivar en una vida sexual prematura hasta la promiscuidad.

Si necesitas orientación sobre derechos, cuidado y protección de las mujeres, puedes contactar al servicio de consulta activa de AVESA, YEI (Yo estoy informada) al +58 0424-166-22-20. También tienen consultas en línea a través de Comtok, un WhatsApp de atención segura. En caso de precisar ayuda psicológica, puedes comunicarte con la psicóloga familiar María Helena González/

**Este trabajo periodístico forma parte del proyecto Mujeres Constructoras de Paz

 

- Advertisment -
Encartado Publicitario