Una joven chilena cuenta cómo un eclipse de sol le quemó las retinas

2987

Daniela Ponce, una joven chilena, ha relatado en un vídeo publicado en Facebook los peligrosos riesgos para la vista de mirar directamente al sol durante un eclipse, con motivo del eclipse que se pudo ver de manera total el pasado 2 de julio en Chile y Argentina.

Ponce compartió en Facebook su testimonio, en el que ha explicado el motivo por el que tiene que utilizar gafas de por vida. El vídeo acumula en cuestión de días cerca de 300.000 reproducciones en la red social.

«En el año 2010, viendo un eclipse parcial en la ciudad de Quilpué, se me quemaron los fotorreceptores de la retina del ojo izquierdo y del ojo derecho, y por eso tuve que empezar a usar lentes para siempre. Quedó tatuada la luz y la sombra del eclipse de sol en mis ojos», ha dicho la joven.

En este sentido, ha lanzado una advertencia a la hora de ver un eclipse solar: «Tengan mucho cuidado. No es un juego, yo miré, y ¡pum!, me quemé inmediatamente. Es un accidente, así que sean muy cuidadosos con los niños», ha avisado.

En el caso de Ponce, ha asegurado que casos como el suyo pueden suceder «y duele mucho». «Yo he vivido estrés postraumático, tuve que cambiar de carrera, fue una cosa que se me ha quedado en mi vida para siempre», ha concluido.