martes 18 mayo, 2021
InicioSucesosAnte la negativa de tener intimidad un sujeto estuvo a punto...

Ante la negativa de tener intimidad un sujeto estuvo a punto de matarla

7.988 views

Otro caso de violencia de género del que tuvo conocimiento Politáchira, durante las últimas horas, da cuenta de la detención de un hombre que estuvo a punto de asesinar a su exmujer a machetazos, en el municipio Torbes.

Ocurrió específicamente en una finca del sector El Botadero, parcela La Bendición, en Vega de Aza.

De acuerdo a lo que contó la víctima, una dama de 32 años de edad, que por 9 años fue la cónyuge del victimario y con quien procreó 5 hijos, recientemente lo había dejado, se separó de él por los constantes maltratos y amenazas de muerte.

Casi huyendo, ella se había ido de la finca, junto con sus hijos; sin embargo, luego comenzó a pedirle al sujeto que le permitiera ir a buscar su ropa y otras pertenencias, a lo que él le respondía que podía ir a la finca y llevarse sus cosas, pero que lo hiciera sola o de lo contrario, la “picaría viva” y echaría sus restos al río. Aun así, él tenía la esperanza de que ella regresara a la casa.   

Este miércoles, a finales de la tarde, ella aprovechó que el hombre salió de la finca e ingresó para poder sacar sus cosas, pero este llegó sorpresivamente. Luego de algunas palabras, quiso obligarla a tener intimidad y, ante la negativa de la mujer, él se enfureció.

Estuvo por algún tiempo, prácticamente, atrincherado en el inmueble, armado de un cuchillo y un machete, amenazando constantemente con quitarle la vida. De hecho, se abalanzó sobre ella con el machete, pero no logró herirla.

Se desconoce cómo pudo huir, pero lo cierto es que lo hizo; ella corrió por una zona boscosa y no paró hasta llegar a la sede de Politáchira, de la Coordinación Policial Torbes. Allí les explicó a los funcionarios lo que había pasado. Les dijo que acababa de escapar de su cónyuge, que había intentado asesinarla.

Era tal el temor de la mujer que aseguró que no saldría de la sede policial hasta que el padre de sus cinco hijos no fuera detenido.

Ya una comisión policial se había conformado para ir en busca del agresor. Ella los acompañó. Al llegar, efectivamente, localizaron al sujeto, con las armas blancas en sus manos; sin embargo, al verse acorralado, no opuso resistencia.

Fue reducido y detenidos por los funcionarios policiales, que lo identificaron como J. Reyes, de 38 años, quien quedó a órdenes de la Fiscalía de Flagrancia del Ministerio Público. (MB)

- Advertisment -