Inicio Sucesos Apresada una comerciante  en Palmira por acusar falsamente a dos personas

Apresada una comerciante  en Palmira por acusar falsamente a dos personas

Una comerciante y otro pariente fueron aprehendidos por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, en condición de investigados por los presuntos delitos de simulación de hecho punible, lesiones personales y ultraje a funcionario, por lo cual fueron pasados a disposición de la Sala de Flagrancia del Ministerio Público, a cuyas órdenes también quedaron las actas instruidas sobre el particular.

Voceros del Cicpc manifestaron que las investigaciones fueron desarrolladas por funcionarios de la Brigada Contra la Violencia de Género de este despacho, una vez que recibieran denuncia sobre un supuesto caso de abuso sexual cometido contra una dama en un sector de Caneyes, municipio Guásimos, por el cual dos personas fueron acusadas.

Los investigadores se trasladaron al lugar de los hechos para las averiguaciones respectivas y durante el desarrollo de las mismas se estableció que ese hecho no había ocurrido y se trataba de una falsa denuncia, con la cual supuestamente se pretendía implicar a las personas acusadas, un hombre de 49 años de edad y una mujer de 43, cuyos nombres están bajo reserva por parte de la policía.

Los detectives, al momento de desarrollar sus pesquisas, se apoyaron en investigaciones de campo, entrevistas de testigos y los exámenes de carácter médico-forense practicados a la presunta víctima, los cuales resultaron negativos, por lo cual los papeles se invirtieron y quien denunció terminó en situación de investigado, debido a que estaría incurso en falso testimonio ante funcionario.

En las investigaciones se determinó, según la versión policial, que la supuesta víctima se había presentado en el sector Alto Prado, calle El Salado, en Caneyes, parte baja, acompañada de un ciudadano, que al parecer es su hijo, y agredieron verbal y físicamente a las víctimas, utilizando para ello una correa, en hecho ocurrido el pasado 17 de julio, en horas de la tarde.

Dijo el informante que los dos sospechosos fueron trasladados en calidad de investigados a la sede del Cicpc, en la avenida Marginal del Torbes, para ser entrevistados y aclarar las cosas, pero en lugar de colaborar con los funcionarios, asumieron un comportamiento agresivo y hostil y cometieron actos que llevaron a la aprehensión de estas dos personas, una vez que se hizo la correspondiente notificación al Ministerio Público.

Pese a que las autoridades no dieron a conocer detalles sobre los dos detenidos, se dijo que se trata de una ciudadana de 50 años de edad, de oficio comerciante, y su pariente cercano,  de profesión abogado, con residencia ambos en el municipio Guásimos, quienes quedaron a órdenes de la Fiscalía, junto a la evidencia colectada. (AH)

Salir de la versión móvil