Cumplidos cinco meses del homicidio se desconoce quién mató a Luigi Guerrero

4597
Luigi Ángel Guerrero Ovalles, estudiante de la ULA asesinado el pasado 23E en San Cristóbal.

Julieta Guerrero, madre del estudiante de la ULA-Táchira, cursante del quinto año de Comunicación Social, Luigi Ángel Guerrero Ovalles,  asesinado el 23 de enero de este año, en la séptima avenida del centro de San Cristóbal, tras una concentración que ser dio al finalizar una marcha opositora, acudió al Ministerio Público, con la finalidad de buscar respuestas y exigir celeridad en las investigaciones del hecho.

Cumplidos el pasado domingo, cinco meses del homicidio del jovencito de 24 años,una de las dos víctimas fatales de ese día, Julieta considera que le han estado “tomando el pelo”,  puesto que  ni Cicpc ni la Fiscalía, hasta la  fecha, le han dado razón  de las averiguaciones que se supone, se  adelantan para resolver el hecho;no hay ni un solo detenido y  tampoco se han concretado algunas diligencias de tipo criminalístico que se requieren en la investigación.

En declaraciones ofrecidas  a las puertas de la sede del Ministerio Público, visiblemente afectada,   Julieta explicó  “el expediente de mi hijo es gordo, de todo lo que se ha pedido, pero  nadie ha  dado respuesta de nada, ningún  organismo,  me parece se quiere hacer responsable, y no han enviado el listado de los funcionarios de la Policía y de la Guardia Nacional que ese día estuvieron reprimiendo la marcha. Nadie ha enviado la lista de esos funcionarios, a cinco mesesdel asesinato de mi hijo; tampoco el historial, y hago un llamado al director del Hospital Central,  cómo es posible que tampoco hayan enviado el historial médico de mi hijo, porque  mi hijo fue atendido en Emergencia”.

Quiero recordar –agregó la dama- que todo cómplice del asesinato de mi hijo también tiene  culpa, también la ley lo alcanza, cero complicidad en el asesinato de mi hijo, cero impunidad. Yo seguiré luchando e investigando, y el Estado me garantiza respuesta. Mi hijo fue asesinado y él era pacífico, sólo por asistir  a una marcha. Entonces, amparada en esos artículos,  hoy hice entrega al Ministerio Público, de un documento, exigiendo respuestas por parte de los órganos competentes, que  se aboquen a la investigación”.

Ese mismo viernes, aprovechó Julieta la presencia en el país de Michelle  Bachelet, Alta  Comisionada de la Naciones  Unidas para los Derechos Humanos, para pedirle su intervención  para que la muerte del estudiante universitario no quede impune.

“Él era un joven que estaba por graduarse, era hijo único y era muy pacífico. Fue una crueldad lo que hicieron, y es doblemente cruel que yo misma tenga que investigar  su muerte”, dijo finalmente Julieta.