Ante los elementos de convicción presentados por el Ministerio Público, fue privado de libertad Manuel Bernardo Chacín Díaz, por estar presuntamente incurso en el tráfico y tenencia de artefactos explosivos, destinados a actos desestabilizadores en el país.

El susodicho, quien mantendría comunicación con el exinspector agregado del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas Óscar Pérez, resultó detenido el pasado lunes 2 de octubre en una alcabala policial en Macaracuay, municipio Sucre del estado Miranda.

En la audiencia de presentación, los fiscales 83° nacionales y auxiliares, Dinora Bustamante, Yeiza Hernández y Luis Trocelis, respectivamente, imputaron a Chacín Díaz por los delitos de terrorismo, tráfico ilícito de explosivos y asociación.
Tales tipos penales están contemplados en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.
Luego de ser analizados los fundamentos expuestos por la representación fiscal, el Tribunal Especial 4° de Control con competencia en casos asociados al terrorismo, con jurisdicción a nivel nacional, dictó la medida privativa de libertad contra el sujeto, quien fue remitido a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, en El Helicoide, Caracas.

La tarde del referido día, efectivos del Sebin se encontraban de guardia en un punto de control en la avenida Luis de Camoes, de Macaracuay, a la altura del Centro Comercial Express, cuando avistaron un vehículo, al cual le efectuaron señales para que se detuviera.

Chacín Díaz, quien era el conductor, intentó evadir la alcabala, por lo que fue interceptado.
Los funcionarios revisaron el carro, procedimiento durante el cual hallaron 14 presuntos artefactos explosivos, de diferentes formas y tamaños; un tubo cilíndrico de metal y dos cordones de color amarillo y negro.

En virtud de la situación irregular, el conductor fue aprehendido y puesto a la orden del Ministerio Público. (MP/PER)