Inicio Sucesos Estuvo a punto de morir por sobredosis al romperse dediles de...

Estuvo a punto de morir por sobredosis al romperse dediles de cocaína que ingirió

Una oportuna intervención quirúrgica salvó la vida de la joven “narcomula” bolivarense.

Una joven de 24 años, natural de Santa Elena de Uairén, estado Bolívar, estuvo a punto de morir por una sobredosis de droga, luego de que varios de los dediles con cocaína que había tragado en Cúcuta se rompieron en su interior, mientras se hallaba en un hotel de San Cristóbal.

Con fuertes dolores abdominales, la chica tomó un taxi desde La Concordia e ingresó el martes, al mediodía, al hospital del Seguro Social “Dr. Patrocinio Peñuela Ruiz”, de Santa Teresa.

Allí la doctora que inicialmente la atendió, en el área de emergencias, observó que los síntomas que tenía Nancy P., como fue identificada, correspondían a una sobredosis de droga, de manera que la interrogó con mayor profundidad, por lo que la muchacha terminó revelando que se había tragado 8 dediles, pero desconocía qué contenían, en Cúcuta, Colombia.

Ante esta eventualidad, se inició el procedimiento médico que permitiría salvarle la vida. Igualmente, se le notificó al funcionario de Politáchira que se encontraba de servicio en ese momento en el mencionado hospital, quien a su vez alertó a la Diep, cuyos funcionarios identificaron un hotel, en plaza Venezuela, donde la muchacha se había hospedado. Pero allí no hallaron ninguna evidencia de interés criminalístico. La Fiscalía 10ª del Ministerio Público también fue puesta en conocimiento de la situación.

Mientras tanto, al realizársele un eco abdominal a la paciente, los médicos observaron objetos extraños en su tracto intestinal, quedando hospitalizada, bajo custodia de Politáchira. Con el trascurso de las horas, Nancy P. confesó que tenía otro dedil en el conducto vaginal, el cual fue extraído en el acto por los médicos, el cual pesó 29 gramos. Era cocaína, de acuerdo al resultado que arrojó la muestra en el laboratorio criminalístico de la GNB.    

La misma noche, la muchacha vomitó, expulsando residuos de al menos dos dediles, y al evacuar, expulsó dos o tres más, desechos, pero una vez la joven comenzó a convulsionar, los médicos tomaron la decisión de someterla a una intervención quirúrgica, cirugía en la que determinaron que los dediles se habían reventado y deshecho; no hallaron ningún dedil intacto, solo residuos, por lo que procedieron a retirar los restos de la droga de su organismo. (Miriam Bustos)

Salir de la versión móvil