viernes 23 julio, 2021
InicioSucesosInvestigan las muertes presuntamente accidentales de 2 soldados del Ejército

Investigan las muertes presuntamente accidentales de 2 soldados del Ejército

5.519 views

En el caso del soldado herido en La Grita, ante la gravedad que presentó, fue trasladado vía aérea al Hospital Militar de San Cristóbal, donde lamentablemente falleció posteriormente.

Funcionarios del Eje de Homicidios del CICPC-Táchira se encuentran investigando las muertes recientes de dos soldados del Ejército venezolano, las cuales habrían sido ocasionadas presuntamente de manera accidental en dos instalaciones militares de la entidad en distintas circunstancias y fechas.
En ambos casos, las víctimas fallecieron por tiros de FAL. El primero de ellos el lunes, cuando aparentemente se le disparó el arma que manipulaba, en el Liceo Militar de La Grita; el otro, el martes en la tarde, en el interior del Batallón de Ingenieros, en Torondoy, sector Vega de Aza, municipio Torbes.
En detalle, en el primero de los lamentables hechos, fue un Distinguido el que murió tras el balazo que recibió cuando se asegura, se le accionó accidentalmente el arma que manipulaba, el lunes en la mañana, en las instalaciones del Liceo Militar Jáuregui, en La Grita.
De acuerdo a la información que se conoció sobre este suceso, el accidente tuvo lugar un poco antes de las 8:30 de la mañana, al momento que la víctima por razones que se desconocen se le disparó el FAL, causándole una herida en el hemitórax izquierdo con orificio de salida en la espalda.
La víctima, Leomar Cañas, de 19 años de edad, quien pertenecía a la 93 Brigada del estado Barinas pero se encontraba en comisión de servicios en el Liceo Militar Jáuregui, fue auxiliada de inmediato y trasladada al hospital local “Dr. Carlos Roa Moreno”.
Allí, el médico que lo atendió determinó que presentaba un traumatismo torácico, el proyectil le había perforado un pulmón al distinguido Cañas, por lo que el galeno sugirió que el paciente fuera remitido al Hospital Militar de San Cristóbal, dado que allí no contaban con los insumos médicos para afrontar su grave estado.
Hacia las 2 de la tarde, previa tramitación para el auxilio aéreo, el joven soldado fue trasladado en un helicóptero al Hospital Militar de San Cristóbal, donde pese al esfuerzo de los médicos falleció más tarde, aun cuando fue sometido a la intervención quirúrgica que requería.
Funcionarios del Eje de Homicidios del CICPC se encargaron del levantamiento y traslado del cadáver a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, donde una vez le practicaron la autopsia, les fue entregado a los familiares.
Por otra parte, los investigadores examinaran las evidencias, el arma que manipulaba y otros elementos, a propósito de verificar si efectivamente se trató de una muerte accidental.
Otro soldado muerto
El otro caso en el que un soldado venezolano falleció en los últimos días, fue cerca de las 5 de la tarde del martes en el área de comedor del Batallón 623, Segunda Compañía de Ingenieros, ubicado a unos 500 metros del peaje de Vega de Aza.
Sobre el mismo, se pudo indagar que el soldado Henry Víctor Núñez García, de 19 años de edad, luego de hacer los ejercicios diarios o la jornada de deportes del día, se encontraba en el comedor cuando a otro compañero que manipulaba un fusil, se le escapó un tiro que lo alcanzó en el pecho.
Agonizante, el muchacho fue trasladado en una unidad militar hasta el centro de Diagnóstico Integral –CDI- de San Josecito, donde prácticamente ingresó sin vida, a pesar que los médicos intentaron reanimarlo.
De este caso también tuvieron conocimiento los detectives del Eje de Homicidios del CICPC, que tras aprehender de manera preventiva al soldado que disparó y mató a Núnez, procedieron a incautar el arma y a interrogarlo, para luego dejarlo a disposición de la fiscalía.

Miriam Bustos

- Advertisment -