domingo 19 septiembre, 2021
InicioSucesosLocalizan en Palo Gordo restos humanos posiblemente utilizados en ritos satánicos

Localizan en Palo Gordo restos humanos posiblemente utilizados en ritos satánicos

6.335 views

Funcionarios de la Brigada Contra Homicidios del Cicpc Táchira se movilizaron al lugar, ubicado en la carretera Trasandina y se encontraron con un cráneo, el hueso de la mandíbula y parte de un fémur, que al parecer son muy antiguos, lo que hace descartar la hipótesis del homicidio y los coloca en el campo de “los ritos y la brujería”


Por Armando Hernández

Lo real. lo mágico, lo ilógico y la superstición se unen en un caso de carácter policial que ocurrió el pasado miércoles en horas de la mañana, cuando un grupo de obreros que realizaban labores de limpieza y mantenimiento, localizaron restos humanos en una zona enmontada, a orillas de la carretera trasandina, entre Palo Gordo y Arjona, municipio Cárdenas, hasta donde se presentaron funcionarios del Eje Contra Homicidios del Cicpc Táchira que asumieron las investigaciones para establecer la procedencia de las partes óseas encontradas en el lugar, y que de acuerdo a la apreciación de los especialistas son de vieja data.

El mismo jefe de la Brigada Contra Homicidios Dennys Abreu se trasladó al lugar.

Son diversos los comentarios que surgieron en el lugar de los hechos, algunos por parte de curiosos y lugareños luego que los detectives desecharan cualquier hecho de carácter criminal, lo cual fue seguido por comentarios y especulaciones sobre hechos irreales que la gente relacionada con “la brujería y los ritos satánicos”.

Obreros hacen el hallazgo

Cuando en la sede del Eje Contra Homicidios del Cicpc Táchira se recibió la información sobre la localización de los restos humanos en zona cercana a Arjona, se encendieron las alarmadas y de inmediato los detectives comenzaron a buscar todos los equipos necesarios para trasladarse al sitio, puesto que se llegó a pensar que se trataba de un asesinato, pero luego, cuando llegaron al lugar, se encontraron con otra situación que coloca el caso en el campo de la práctica de ritos y supersticiones.

Los detectives se entrevistaron con funcionarios de la Dirección de Investigaciones Penales que se encargaban de custodiar el área, así como con un grupo de nerviosos trabajadores que fueron los responsables del hallazgo, que fue notificado en primera instancia a funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, que se encargaron a su vez de avisar al Cicpc, concretamente a los investigadores contra homicidios.

Los detectives descartaron la hipótesis del homicidio debido a que los “huesos son muy viejos”

Se supo que un grupo de trabajadores que adelantan labores de limpieza y hacen mantenimiento a orillas de la carretera hicieron el descubrimiento. Intentaron cortar algunos arbustos cuando se percataron que entre ellos se encontraba un cráneo humano, la mandíbula y un hueso que parecía ser de fémur. Asustados se retiraron del lugar y se mantuvieron a prudencial distancia. La información rápidamente corrió por la zona y llegó hasta Arjona, donde un carnicero se encargó de orientar a los funcionarios policiales, que un tanto confundidos por la dirección, tenían dudas sobre la ruta a seguir.

El fuerte aguacero no impidió que algunos vecinos se reunieran un poco a la distancia, para observar lo que estaba ocurriendo, mientras que los más variados comentarios se tejían entre miembros de la comunidad. Una señora en Arjona contaba que más abajo habían matado a un hombre y su cadáver estaba entre el monte y que ya la policía estaba en el sitio. Otras personas pensaban en un crimen horroroso. Todo, producto de la especulación y alejando de la realidad.

Un cráneo y varios huesos

El mismo jefe del Eje Contra Homicidios del Cicpc Táchira, inspector Denny Abreu se trasladado al lugar para dirigir las investigaciones sobre lo que se pensó en un primer momento, con base a la información recibida, se trataba de restos humanos. Cuando los investigadores ingresaron al área se percataron que se trataba de un cráneo, la mandíbula y lo que parecía ser un pedazo de fémur.

Los investigadores, de larga experiencia en este tipo de casos, desecharon de inmediato la hipótesis del homicidio, puesto que se dieron cuenta que se trataba de huesos antiguos, de larga data, que de momento no se sabe cómo fueron a parar al lugar. Mientras unos detectives realizaban las labores de fijación, trabajo de planimetría y diligencias varias a fin de proceder al levantamiento, otros conversaban con los trabajadores que los encontraron, y con uno que otro vecino, que a pesar de la lluvia se atrevieron a acercarse al lugar.

Se escuchó cuando uno de los funcionarios dijo que más, parecían restos utilizados en ritos y que los mismos pudieron haber sido sacados de un cementerio. Los expertos en investigaciones del Cicpc se adentraron más en la zona boscosa y buscaron sin encontrar más nada, por lo que procedieron a realizar el levantamiento. Cerca, fue encontrada una bolsa de plástico que se presume pudo haber sido utilizada para trasportar los huesos. Fue colectada para las experticas respectivas.

Se supo que el cráneo y las otras partes fueron trasladadas al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, ubicado en el área de morgue del Hospital Central, donde fueron entregados a los expertos para estudios de carácter antropológico. Desde el punto de vista policial se trata de huesos muy antiguos, cuya procedencia se ignora y que posiblemente fueron utilizados para la realización de ritos y luego abandonados en el lugar. No obstante, se deberá esperar el resultado de las investigaciones.

Ritos satánicos y brujería

En el lugar se presentaron algunos comentarios curiosos. Si bien los investigadores asomaron la posibilidad que se trate de ritos, algunas personas le agregaron el calificativo de satánicos y comenzaron a hacer especulaciones. De noche ésta carretera da miedo porque ocurren cosas espantosas se comentó. Con frecuencia se observa a grupos de personas que se aglomeran para encender velas, danzar y sacrificar animales. Hasta gritan dijeron. Nada más, aquí cerquita, arriba, hay una casa donde practican la brujería comentaron, mientras que los funcionarios sonreirán ante las ocurrencias de la gente.

Se roban los huesos de los cementerios y los traen para acá, decía otro y esto preocupa a los vecinos porque de noche nunca se ve pasar ni una patrulla. Esta carretera Trasandina es muy peligrosa por los robos y atracos, el abuso de la gente que viene a dejar la basura y la proliferación de delincuentes que roban a las personas, incluso en las residencias.

En este mismo sector, entre Arjona y Palo Gordo a orillas de la carretera, han sido encontrados los cuerpos de personas asesinadas, comentó otro vecino, sin ofrecer más detalles. Los comentarios sobre hechos irreales no se hicieron esperar y la superstición, producto de la creencia popular salió a flote con los más variados cuentos.  Aun cuando las comisiones policiales ya se habían marchado, en la zona seguía la gente dando su opinión y especulando sobre lo que pudiera ser el origen de este caso.

En lo real serán los expertos en antropología quienes dirán la última palabra, una vez que concluyan los estudios y puedan establecer aspectos claves, entre los cuales pudieran estar fecha aproximada de muerte, edad y causas. Por otra parte, quedan los comentarios, las creencias y la superstición de algunas señoras que hasta se persignaban al hablar del asunto.

- Advertisment -