Mataron un guanareño en El Malecón de Arauca

1403
El venezolano de 29 años murió en el mismo lugar donde fue atacado.
El venezolano de 29 años murió en el mismo lugar donde fue atacado.

Un venezolano de 29 años de edad, oriundo de Guanare, estado Portuguesa,  fue asesinado tras una discusión que sostuvo con otro hombre, en el sector del Malecón Ecoturístico del barrio San Luis, en el Arauca colombiano, el pasado lunes en horas de la noche.

De  acuerdo a testimonios de los testigos, la víctima y el victimario caminaban juntos por el malecón mientras discutían acaloradamente, luego  se fueron  a las manos. Aparentemente el  origen del problema  obedecía a  un negocio de microtráfico.

Fue mientras se fueron a los puños, que uno de ellos sacó  un arma (no  precisaron si de fuego o blanca) y le  causó varias heridas, en el pecho y cuello,   a Marcos Tulio Pérez Barrios, de 29 años de edad, quien aseguraron que había  llegado  a Arauca  hace algunos meses, en busca de trabajo.

Mientras el guanareño murió en el sitio en pocos minutos, el asesino huyó velozmente y sin dejar rastro, por lo que los testigos  que luego  conocieron  de la captura  de un sospechoso del crimen, dudaron que se trate del mismo.   

En la escena del crimen se hicieron presentes  funcionarios  de la Seccional de Investigación Criminal –Sijin-, del Cuerpo Técnico de Investigaciones CTI,  los cuales se  encargaron de realizar el respectivo levantamiento del cuerpo y su traslado a la morgue del cementerio municipal.

En cuanto al sospechoso que fue detenido, lo trasladaron hasta la estación de policía para constatar su posible participación en el crimen.

En relación a este hecho, el portal La Voz del Cinaruco, agregó que  la comunidad araucana rechazó el homicidio del venezolano, en razón de que consideran los vecinos que el municipio capital “se ha convertido en un foco de delincuencia, asesinatos, contrabando robot continuas de motocicletas, celulares,  bolsos, violaciones, aumento de enfermedades de transmisión sexual, prostitución, entre otros, sin que ninguna autoridad se apersone de y preocupe por  esta grave situación que diariamente se vive”·.

Es el momento de despertar y no permitir que la delincuencia siga ganando terreno a pasos agigantados. Arauca era un lugar tranquilo donde jamás se vivía tantas atrocidades como las que hoy nos toca vivir, pero no dejemos todo a la suerte o a las autoridades, nosotros como ciudadanos, también podemos contribuir en la seguridad y protección de nuestra hermosa Arauca, señaló al portal araucano,  el líder liberal Juan Alfredo Qüenza Ramos. (MB)