Diócesis de San Cristóbal celebrará 96 años de vida

114
El obispo Mario Moronta mostró algunas reliquias que el papa Francisco le otorgó a la Diócesis de San Cristóbal. (Foto/Gustavo Delgado)

La Diócesis de San Cristóbal estará celebrando este viernes 12 de octubre sus 96 años de fundación, casi un centenar de vida al servicio del pueblo, no solamente sancristobalense, sino de todo el estado Táchira; un pueblo que con fe se apega a la doctrina eclesiástica y que se une junto a esta religiosa institución en gozo y felicidad por arribar a otro año más de fundada.

De la mano del obispo Mario del Valle Moronta Rodríguez, principal cabeza de la Diócesis de San Cristóbal, la empresa regional manifestó su alegría por celebrar otro año más de vida, lo que es sinónimo de orgullo, no solo para la institución, sino también para el pueblo tachirense.

Es por ello, que el Seminario Diocesano Santo Tomás de Aquino se vestirá de gala este viernes 12 de octubre, día en el que también se conmemora la Resistencia Indígena, para unirse junto a su pueblo, el “pueblo de Dios”, en festividad, júbilo y fe.

“Ya estamos listos para los actos que llevaremos a cabo el día viernes. Nuestro seminario servirá de escenario para albergar la fiesta de los 96 años de la Diócesis de San Cristóbal. Del mismo modo, desde ya estamos coordinando todos los detalles para la celebración del centenario de la Diócesis, el cual será para el año 2023”, comentó el Obispo tachirense.

Encuentro con el Papa

Moronta aprovechó la ocasión para anunciar los detalles sobre su encuentro con el papa Francisco, el cual se realizó durante la primera quincena del mes de septiembre. Moronta, quien además funge como Primer Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, trajo “buenas noticias para el pueblo de Dios, el pueblo del Táchira”.

En el marco del evento denominado “Visita ad limina apostolorum”, el cual consiste en una visita que realizan los obispos diocesanos a los hogares de San Pedro y San Pablo con la finalidad conversar con el sumo pontífice sobre las problemáticas y pormenores de las diferentes diócesis que cada Obispo preside, además de visitar las tumbas de los apóstoles, Mario trató con el papa Francisco.

“Pude conversar con el papa Francisco y llevarle las bendiciones del pueblo del Táchira. El papa se mostró muy interesado por la situación que se vive en el estado, en especial en la frontera con Colombia, y manifestó todo su apoyo para el bien de la región”, comentó el vocero.

Igualmente, Mario Moronta indicó que tras la Visita ad limina pudo traer muchos beneficios para el Táchira, como es el caso del apoyo alimenticio de manos de varias agencias internacionales con relación a la situación de la frontera entre Venezuela y Colombia.

Otro punto positivo que se concretó en el vaticano fue el otorgamiento de becas estudiantiles para jóvenes venezolanos, además de la apertura de espacios de trabajo entre los obispos venezolanos y colombianos.

“Pude hablar con el papa sobre la situación de nuestro seminario, y pude traer recursos monetarios y logísticos para mejorarlo”, señaló el ministro religioso.

Premios y reliquias

Del mismo modo, Moronta fue galardonado con el premio Pablo VI, una condecoración que le otorga el papado a ciertos personajes que trabajan por el amor. En ese sentido, el Obispo apuntó que esta distinción es para toda la Diócesis de San Cristóbal.

El papa Francisco también le otorgó a la diócesis unas reliquias pertenecientes al papa Pablo VI: un cáliz y un trozo del vestido papal. Los mismos serán exhibidos en la sede diocesana y serán expuestos el viernes en el seminario.

Favio Hernández