Mujer de 23 años mató a su mamá y luego fingió un robo

10527
Tras una discusión, la chica habría optado por asesinar a su madre.

En tiempo récord, funcionarios del Cicpc-Táchira, adscritos al Eje de Homicidios  de la subdelegación Ureña, esclarecieron el asesinato de una dama, registrado el fin de semana  en su casa, al capturar, como autora material del crimen, a su hija de 23 años, en la población fronteriza de Tienditas.

Como ya se había informado oportunamente, los investigadores policiales  se encontraban practicando las averiguaciones pertinentes para aclarar y determinar las circunstancias en las cuales la víctima fue hallada asesinada, la noche del viernes, en su casa de la vereda Camilo Torres, vereda  05.

Inicialmente se dijo que Mery Hernández, de 52 años, como la identificaron las autoridades policiales, había sido presuntamente estrangulada; sin embargo, la autopsia que se le practicó estableció como causa de muerte la asfixia por sofocación.

La detención de la hija, ahora sindicada como la asesina de su propia madre, obedeció a las inconsistencias que los investigadores detectaron al cotejar sus declaraciones con las evidencias de interés criminalístico halladas en el sitio, aun cuando la chica intentó desviar el curso de la averiguación manipulando la escena del crimen, para aparentar que se trató  de un robo que salió mal.

El móvil tendría que ver con le pésima relación que tenían entre sí. Este lunes, en su cuenta de Twitter, el Cicpc publicó la resolución del caso.

“Aprehendida ciudadana por causarle la muerte a su madre, al asfixiarla en Tienditas, municipio Pedro María Ureña”.

Añadió que: —funcionarios adscritos al Eje de Homicidio, Base Ureña, luego de intensas investigaciones y pesquisas, lograron determinar que la ciudadana Marley  H., de  23 años, hija de la víctima, le causó la muerte al sofocarla utilizando una bolsa plástica, obteniendo como resultado un shock por sofocación, motivado a una discusión que sostuvieron—.

“Luego de cometido el hecho y en procura de desvirtuar las investigaciones, dicha ciudadana procedió a modificar el sitio del suceso, desordenando todo para hacer simular un robo”.

Refirió finalmente el órgano detectivesco que “(…) luego de entrevistas con vecinos del sector, estos dieron a conocer que la ciudadana (hija) se mantenía en constantes discusiones con su madre, a la cual gritaba y trataba con palabras ofensivas, motivo por el cual se practica la aprehensión de la misma, siendo puesta a orden de la fiscalía 25ª del Ministerio Público”.

Miriam Bustos