lunes 5 diciembre, 2022
InicioSucesosNueve meses del secuestro del ex-GNB y su empleado

Nueve meses del secuestro del ex-GNB y su empleado

2.601 views

Transcurridos nueve meses del doble secuestro de unos venezolanos en Puerto Santander, Colombia, su paradero sigue siendo incierto, pues no hay rastros, ni pistas ni información, por parte de las autoridades tachirenses y neogranadinas que investigan el hecho.

El exsargento de la GNB y productor agropecuario, Édgar Orlando Camargo Pernía, y su empleado, Yervis Javier Cortés, cumplieron 9 meses en posible cautiverio, el 22 de junio, luego de que unos sujetos armados, por identificar, se los llevaran por la fuerza, en motocicletas, a la entrada de Puerto Santander, el 22 de septiembre de 2020.

Tras retirarse de la Guardia Nacional con el rango de sargento ayudante, Édgar Camargo, de 49 años de edad, se dedicó a la producción agropecuaria y acostumbraba ir a Puerto Santander a comprar víveres., insumos y medicamentos.

Ese 22 de septiembre, después de varios meses sin hacerlo debido al confinamiento por la pandemia del covid-19, decidió viajar nuevamente al vecino país para hacer unas compras. Lo acompañaban un hermano, la esposa de este y uno de sus obreros, Yervis Javier Cortés, de 23 años.

Camargo y sus dos parientes cruzaron sin problemas la trocha El Sapito, que une a Boca de Grita, municipio García de Hevia, con Puerto Santander. Estaban ya en territorio colombiano cuando escucharon que Yervis, quien se había quedado atrás, llamaba a su patrón.

Observaron que el muchacho discutía con unos sujetos, a la salida de la trocha. Camargo se regresó para saber qué estaba pasando, pero, pasados unos pocos minutos, el hermano y la cuñada vieron cuando los desconocidos obligaron al exmilitar y al muchacho a subir a unas motocicletas, en las que se los llevaron con rumbo desconocido.

Al pasar el tiempo y ver que los dos hombres no regresaban, la familia se puso en alerta; desde ese momento no han cesado en su búsqueda, pero no han obtenido ninguna pista de ellos; sin embargo, no desfallecen y esperan, con esperanza, verlos regresar sanos y salvos.

En el momento oportuno denunciaron el hecho ante las autoridades militares del Táchira, mientras que el Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula), del Ejército de Colombia, también se unió a las investigaciones, en razón de que el doble secuestro ocurrió en su territorio, pero el resultado ha sido el mismo, nada.  (MB)

- Advertisment -
Encartado Publicitario