martes 30 junio, 2020
Inicio Sucesos Para robarle cincuenta mil pesos dos hombres asesinaron a un amigo

Para robarle cincuenta mil pesos dos hombres asesinaron a un amigo

8.627 vistas

Un trabajador agrícola de 60 años de edad fue asesinado por dos amigos que le tendieron una emboscada, en horas de la noche del pasado domingo, en el Asentamiento Campesino Castellón, municipio García de Hevia, donde lo atacaron a cuchillo para despojarlo de cincuenta mil pesos colombianos que poco antes le habían visto, en momentos que se encontraban reunidos, departiendo, en un sector del mismo parcelamiento campesino.

Las investigaciones desarrolladas por funcionarios del Eje de Investigaciones de Homicidios, Base Norte, bajo el mando del comisario jefe de la delegación municipal de La Fría, lograron aclarar el crimen en tiempo récord, prácticamente en cuestión de minutos, pues la inmediatez al trasladarse al lugar de los acontecimientos permitió obtener pistas y la ubicación de los presuntos responsables, antes de que pudieran escapar.

Una “colita” fatal

El comisario general Wílmer Uribe Guerrero, director de la delegación estadal Táchira del Cicpc, informó sobre el esclarecimiento de este crimen, donde pierde la vida un ciudadano identificado como Pedro Pablo Becerra, de nacionalidad venezolana y 60 años de edad, obrero agrícola con residencia en Las Mesas, vía a Seboruco, municipio Rómulo Costa, quien se desempeñaba como obrero en un predio agrícola ubicado en la zona de Orope.

El sexagenario se reunió la tarde del domingo con varios amigos para tomarse unos tragos y ya entrada la noche decide dirigirse al lugar donde laboraba, en la zona de Castellón 2, por lo que uno de sus amigos, dueño de una motocicleta, se ofrece para llevarlo, dándole la “colita”, pero no inmediatamente, sino que deja pasar un tiempo antes de decidirse a trasladar a Pedro Pablo Becerra, lo cual hace aproximadamente a las once de la noche. Los dos  hombres partieron, siendo despedidos por los amigos con los que compartieron por un rato.

El agricultor no llega a su lugar de trabajo y poco después de la medianoche se da la alarma sobre el asesinato, que incidentalmente fue presenciado por una persona residente en la zona, que se encontraba fuera de su casa y pudo observar el crimen, cometido por dos hombres, y el traslado de un bulto a una zona boscosa cercana a la carretera.

Explicó que el hecho fue cometido por sujetos que tripulaban una motocicleta y que cuando estos se marcharon, se internó entre la vegetación para ver qué habían dejado y se encontró con el cadáver de un hombre, presentando heridas de arma blanca.

Notifican al Cicpc

Los acontecimientos narrados por el testigo causaron alarma entre los habitantes de esa tranquila y laboriosa zona rural, por lo que varios vecinos se trasladaron al lugar de los hechos para averiguar más, y otros fueron hasta La Fría para hacer la notificación a los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cicpc, que sin pérdida de tiempo  acudieron al sitio donde había ocurrido el crimen, en la vía al caserío El Retorno, y en efecto se encontraron con el cadáver de Pedro Pablo Becerra, que presentaba múltiples heridas de arma blanca.

Al momento de practicar el levantamiento del cadáver, para su traslado a la morgue del Hospital Central, le apreciaron heridas a nivel del cuello, región esternal, pectoral derecho, inframamaria, lado derecho; mesogástrica, escapular izquierdo y escapular derecho, que fueron el motivo de muerte en el mismo lugar de los hechos.

Los detectives  escucharon la versión del testigo, que vio en el lugar a dos hombres y una motocicleta. Esto coincidía con la versión de quienes vieron a la víctima, horas antes, subir a la motocicleta de un amigo que lo iba a trasladar a su lugar de trabajo. Sin duda, una gran coincidencia que debía ser aclarada y la única manera era ubicando al motorizado, identificado como L. A. Martínez Alviárez, de nacionalidad colombiana y 21 años de edad, quien se desempeña como obrero en una finca de la zona, a donde van las comisiones y lo encuentran durmiendo.

El hombre confiesa su participación en el crimen e involucra a su amigo, A. A. Silva González, venezolano de 23 años, a quien aprehenden en su lugar de trabajo, en la finca “El Comienzo”.  Así mismo, fue ubicada una motocicleta, marca Empire, modelo Owen, color azul, identificada con las placas AC7M00A, utilizada para cometer el hecho, y el pequeño cuchillo que fuera utilizado para atacar el sexagenario.

Según lo manifestado en medios del Cicpc, el crimen fue aclarado en muy corto tiempo por parte de los funcionarios Contra Homicidios destacados en La Fría, que lograron establecer el robo como móvil, puesto que Becerra opuso resistencia cuando los dos hombres intentaron despojarlo de sus pertenencias, entre ellas cincuenta mil pesos colombianos, que le habían visto en el lugar donde estaban reunidos.

Se estableció también que los dos amigos del hoy occiso planificaron el robo y le tendieron una trampa. Uno de los homicidas se trasladó hasta la entrada a El Retorno, donde esperó que su compañero llegara en la motocicleta con la víctima, a quien terminaron quitándole la vida cuando se resistió al robo. Los dos sospechosos fueron colocados a las órdenes de la Fiscalía XXVII del Ministerio Público.

Armando Hernández