sábado 21 mayo, 2022
InicioSucesosPerros antidrogas ponen nerviosos a traficantes

Perros antidrogas ponen nerviosos a traficantes

4.316 views

Adiestrar perros para la lucha contra el tráfico de sustancias estupefacientes y psicotrópicas no es tarea fácil, puesto que se requieren canes con condiciones especiales de atención y captura, empatía entre el animal y el guía, capaz de generar suficiente confianza, aun en los momentos más críticos, y una formación sólida por parte de personal encargado del entrenamiento, que tiene la responsabilidad que el producto final se constituya en un perro de alta eficiencia.

El adiestramiento se prolonga por tres meses y está a cargo de personal altamente calificado. (Foto: Prensa PoliSanCristóbal)

La sola presencia de estos perros, utilizados con frecuencia por las autoridades policiales y la Guardia Nacional Bolivariana, es motivo de preocupación y atemoriza a quienes pretenden operar al margen de la ley, incurriendo en tráfico de sustancias prohibidas, las cuales difícilmente pueden ser pasadas desapercibidas para el agudo olfato de un perro debidamente entrenado en la búsqueda de narcóticos. Las reacciones de quienes realizan estas actividades son variadas, pero los funcionarios también están capacitados para descifrar el lenguaje corporal, por medio del cual se puede considerar a una persona como sospechosa.

K9 municipal

La Policía Municipal de San Cristóbal cuenta con una de las brigadas caninas antidrogas más importantes del occidente del país, que ha dado satisfacciones en la lucha contra el transporte y tenencia de drogas, no solo para esa institución, sino para otros organismos policiales, que con éxito los han utilizado en calidad de apoyo. Luis Sánchez, supervisor jefe, coordinador de la referida unidad, nos dice que en la actualidad se está trabajando en el adiestramiento de perros para otros organismos de seguridad, interesados en crear brigadas de este tipo.
“Somos instructores caninos y desde el pasado mes de noviembre, por iniciativa del comisario general Wilmen Rivera, director de la Policía del estado Táchira, se está trabajando en el adiestramiento de un equipo de cuatro perros, que les permitirá reactivar su unidad canina”.
Explica que para esta labor se cuenta con dos auxiliares altamente calificados, y el apoyo del alcalde de la ciudad y el director de la Policía Municipal de San Cristóbal, comisario Gustavo Adolfo Peña Suárez.
Esta brigada inició actividades en julio del 2003, cuando nace la Unidad Canina (K9), con cinco perros que fueron formados por adiestradores de la GNB en San Antonio del Táchira, en curso que se prolongó por tres meses, según explica Sánchez, quien hace tres años asumió la coordinación de la brigada, aun cuando lleva 18 años en ella, siendo uno de sus fundadores.
Son numerosos los procedimientos en los cuales ha tomado parte la K9 municipal y destaca, como uno de los más importantes, el decomiso de más de 300 panelas de marihuana y cocaína, una semana antes que empezara la pandemia, en una unidad de transporte público que se disponía partir del terminal de pasajeros de La Concordia, con destino a Caracas. En el bus se habían construido falsas paredes para ocultar la droga en compartimientos metálicos herméticamente sellados con soldadura, pero, aun así, fueron detectados por los canes de la Policía Municipal de San Cristóbal.
Informa que hace cuatro meses fue inaugurada una enfermería canina, para los perros de la institución, y la ordenanza los faculta para revisiones de los perritos en situación de calle. Se han practicado operaciones y esterilizaciones dentro de la enfermería de la unidad canina gracias al aporte del Colegio de Médicos Veterinarios del estado Táchira, que les asignó una veterinaria.
A veces se reciben perritos abandonados y enfermos, que son atendidos por la doctora, pero lamentablemente, por razones de espacio, logística y recursos, no se puede recibir a todos los perros. “Hacemos todos los esfuerzos posibles para atender a los animalitos en situación der calle, porque son seres indefensos, vulnerables, que requieren ayuda, cariño y atención adecuada, hasta del calor de un hogar donde se les brinde cariño y protección”.
En otros casos se pasa consulta los jueves, a las diez de la mañana, a precios realmente solidarios.
La Unidad Canina está presta para cualquier llamado, tanto de instituciones públicas como privadas, cumpliendo funciones didácticas, y cuenta con la capacidad de dictar charlas de orientación y prevención en instituciones educacionales que así lo requieran, expresó el jefe de esta brigada.

Todos los perros son aptos

Luis Sánchez dice que todos los perritos son aptos para el adiestramiento; no obstante, existen razas predominantes por contar con características especiales, entre las cuales se encuentran el Labrador, Golden y el Pastor Alemán, ya que son más dadas al trabajo fuerte, como el que se hace en el terminal de pasajeros de la ciudad. Son perros de mayor resistencia, no se cansan con facilidad, y de mayor rendimiento, aclara luego.
Explica que hay situaciones que pueden complicar el periodo de entrenamiento, como un ejemplar distraído, que no acata la instrucción del entrenador, y la falta de conexión entre el guía y el perro. Si no existe la conexión adecuada, el entrenamiento se hace difícil. Se han presentado casos en que es el guía quien, por alguna razón, no acata la instrucción, y ese si es un problema grave, porque no se logra la empatía necesaria para la conformación del binomio.
“Hemos adiestrado de 30 a 40 perros por solicitud de organismos de seguridad y lo hacemos de acuerdo a las posibilidades logísticas y operativas”, dijo después. Sánchez revela que existen diferentes maneras para conseguir los perros, algunos con la ayuda de la empresa privada, otros los regalan y se procede a formarlos de acuerdo a sus habilidades. “Ahora mismo nos donaron un Golden que está siendo entrenado en la lucha contra los narcóticos”, revela.

No le suministran drogas

El jefe de la brigada y entrenador de perros comenta que en la calle se manejan mitos sobre la manera como son entrenados los canes, y la principal equivocación está en creer que para despertar su interés en los narcóticos se les suministran drogas a fin de crear familiaridad con la sustancia y hasta dependencia. “Eso es completamente falso. Si a un animalito se le suministrara estupefacientes, moriría. El proceso es divertido para el perro, porque para él no se trata de un trabajo sino de un juego. Debe buscar, recuperar un objeto de características especiales, que lo familiarizan con los olores de las sustancias que debe buscar, y al final es recompensado.
—La formación de un perro en materia de narcóticos podría prolongarse por espacio de tres meses, primero porque ha de conseguirse la adaptación del ejemplar con el guía, familiarización, que el perro tenga juegos adecuados, lo que nosotros llamamos cobro, que es la principal base para formar un perro. Es cuando se lanza un objeto y el perro sale a buscarlo de inmediato, se le denomina cobro y es fundamental. Si no tiene esa cualidad, es difícil obtener resultadas positivos. Siempre es necesario un proceso de adaptación de tres meses para formarlos.
Una vez en el campo de trabajo, ante la localización de estupefacientes reaccionan de diferentes maneras y dan un mensaje que el guía debe estar en capacidad de interpretar. Hay perros de comportamiento pasivo, que se sientan, no tocan nada; unos ladran, otros muerden, algunos dan la vuelta al sitio, otros marcan el lugar donde está la droga. Es en ese momento que cobra importancia el entrenamiento y la conexión entre el guía y el perro, pues este tiene que conocerlo hasta en las reacciones negativas y detectar una alerta.
De momento tenemos solo la formación en narcóticos, que es el fuerte, pero se está tratando, y ya tenemos una camada de perros labradores que tienen tres meses y serán enfocados en la búsqueda de armamento, dice el funcionario.

Binomio inseparable

Luis Sánchez dice que por lo general, durante procedimientos con los perros, siempre están presentes dos o más funcionarios, ya que el hombre que trabaja con el ejemplar no puede estar observando la reacción de las personas. Es el acompañante el encargado de mirar a la gente y su reacción. Las personas a veces, cuando trafican, con la sola presencia del perro hacen una reacción, tratan de evadir al ejemplar, y la función del segundo funcionario es la de descifrar el lenguaje corporal, intervenir policialmente a la persona sospechosa y verificar el porqué de su comportamiento.
Más adelante expresa: “Soy un fanático y me fascina este trabajo; a mis muchachos, cuando estamos formando un perro, siempre los trato de orientar, ayudo al funcionario para que sea mejor que yo, porque los hombres estamos de paso y las instituciones quedan, y siempre debe existir alguien debidamente capacitado para la continuidad del programa”.
La Brigada Canina de PoliSanCristóbal está en conexión directa con la ciudadanía, y para mantenerla “contamos con la colaboración de la empresa privada, con la alimentación de los ejemplares. En el terminal de pasajeros, todas las líneas nos aportan alimentación semanal para los caninos”, dijo.
—Tenemos seis perros adultos y seis cachorros, uno para intervención, tres de narcóticos, uno colectado en función de calle y uno que estamos formando. Es necesario destacar que en caso de ataque, el perro está capacitado para defender al funcionario. Por lo general, el perro es dócil y amigable, hasta cierto límite, responde conforme a su formación y va a actuar conforme a las circunstancias. En situación extrema está capacitado para la defensa del funcionario.

Recomendación

Sánchez hizo una recomendación a la ciudadanía para que evite involucrarse en el sórdido mundo de las drogas, en particular a los padres y representantes, para que estén muy pendientes del comportamiento de sus hijos, a quienes deben educar y formar para el tránsito por el camino del bien y el respeto a las leyes y sus semejantes.
Quien escoge el camino equivocado siempre termina mal. En las celdas de la Policía Municipal, de la capital tachirense, hay varios detenidos, entre hombres y mujeres, y un ochenta por ciento se corresponde con problemas con drogas, revela.
Armando Hernández
 

- Advertisment -
Encartado Publicitario