lunes 1 junio, 2020
Inicio Sucesos Porque les dijo que era de Inteligencia policial presuntos paramilitares mataron...

Porque les dijo que era de Inteligencia policial presuntos paramilitares mataron a un hombre

5.445 vistas

El comisario Wílmer Uribe, director del Cicpc Táchira, dijo que todos los implicados en este hecho están plenamente identificados

Los hechos ocurrieron el pasado 21 de febrero, cuando la víctima, un comerciante de San Juan de Colón, sostuvo una discusión con un grupo de individuos que escuchaban música en la zona de la plaza de toros y terminaron por golpearlo, para luego llevarlo en motocicleta por una vía a Lobatera, donde lo lanzaron al vacío desde un puente


Armando Hernández 

Detectives del Cicpc-La Fría lograron aclarar el hecho y durante la investigación lograron detener a uno de los sospechosos, abatir a otro que se les enfrento con arma de fuego e identificar al menos a uno de los individuos que están en fuga

El homicidio de un comerciante que sostuvo un discusión con presuntos paramilitares, que lo golpearon y luego lo lanzaron desde uno de los viaductos de la autopista San Cristóbal-La Fría, ha sido aclarado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), delegación municipal La Fría, que en el desarrollo de las investigaciones lograron la captura de uno de los sospechosos, identificaron a otro que está solicitado a nivel nacional y abatieron a un tercero, que se resistió al arresto y con arma de fuego se enfrentó a los funcionarios.

El hecho ocurrió en horas de la noche del pasado viernes 21 de febrero, en la calle 5 con carrera 12 del sector de la plaza de toros de San Juan de Colón, frente a un conocido centro nocturno, donde la víctima, identificada como Andrei Guillermo Rodríguez Valera, de nacionalidad venezolana y 32 años de edad, comerciante de oficio, se encontraba acompañado de familiares, ingiriendo licor. Se trata de una zona donde por lo general suelen reunirse personas durante los fines de semana para escuchar música y departir, según lo expresaron las autoridades policiales.

El cadáver de Rodríguez Valera fue encontrado por un transeúnte, en horas de la mañana del sábado 23, en una zona boscosa, en la parte baja de un puente, en sector conocido como El Viaducto, en la autopista, ubicado en el tramo Colón – Lobatera, hasta donde se trasladaron comisiones policiales para comenzar a investigar, en lo que en un primer momento se llegó a pensar se trataba del suicidio de un desconocido. Pero poco después las cosas cambiaron, cuando los familiares contactaron a las autoridades para contar lo ocurrido y al mismo tiempo aparece una persona herida, que se convierte en testigo clave para las investigaciones.

Discusión que termina en crimen

El proceso de investigación se inicia de inmediato bajo la dirección de los comisarios Wílmer Uribe Guerrero, jefe de la delegación estadal Táchira, y Jesús Zambrano, de la delegación municipal de La Fría, a fin de aclarar los hechos e identificar y capturar a los presuntos responsables, que según la versión de algunos testigos se encontraban bajo los efectos del licor, al igual que las víctimas.

Todo empezó cuando un grupo de hombres que estaba cerca de Andrei Guillermo Rodríguez Valera comenzó a colocar música en los potentes equipos de sonido de sus vehículos, cosa que llamó la atención del comerciante, fue hasta el lugar para filmar con su teléfono celular y enviar imágenes a familiares en el exterior.

Esta situacion no gustó a los sujetos, que de inmediato lo increparon, reclamándole por estar grabándolos y fue en ese momento que el comerciante, en medio de la discusión, da la respuesta que le costó la vida: “Soy funcionario de Inteligencia policial”, les dijo, a manera de broma, pero esto fue tomado muy en serio por los individuos, que se le abalanzaron y comenzaron a golpearlo.

Un familiar de Rodríguez Valera, que intentó intervenir para ayudarlo, también fue golpeado y lesionado, explicó el informante, sin revelar más detalles sobre esa persona por razones de seguridad y preservación de su integridad física. Antes de ser obligado a retirarse de lugar, pudo recoger del piso el teléfono celular de su pariente y observar cómo subían al comerciante, golpeado, a una motocicleta negra, en la cual se lo llevaron con destino desconocido.

Se presume que fue en ese momento que el hombre fue trasladado hasta el viaducto en la vía a Lobatera, de donde lo lanzaron al vacío, causándole la muerte. Se cree que la víctima fue despojada de algunas pertenencias

Paramilitares de “Los Rastrojos”

Explica un informante que las primeras investigaciones conectan a los presuntos responsables del crimen con un grupo generador de violencia conocido como “Los Rastrojos”, y que muchas de las personas que se encontraban en el lugar lo sabían, incluyendo al propio comerciante Andrei Guillermo Rodríguez, que tal vez por ese motivo, a manera de broma, les dijo que era funcionario de Inteligencia policial, lo que desataría la ira de los irregulares.

El director del Cicpc en el Táchira, Wílmer Uribe, al ser abordado por los periodistas, admite que efectivamente las investigaciones ubican a los sospechosos en el campo de un grupo paramilitar armado, denominado como “Los Rastrojos”, responsable de extorsiones y homicidios, tanto en San Juan de Colón como en otros sectores de la zona norte del Táchira, pero no hizo otros comentarios.

Las investigaciones se desarrollan por espacio de varios días y es así como se logra la identificación, mediante labores de inteligencia, de varios de los supuestos implicados, que comienzan a ser buscados en la capital del municipio Ayacucho del estado Táchira, donde tienen residencia.

Detenido, abatido y solicitados

Funcionarios de la Base Contra Homicidios y delegación municipal de La Fría son desplegados por diversos sectores de Colón en busca de los supuestos “paracos” implicados en el homicidio y es de esta manera que logran la captura de un ciudadano, identificado como J.J. Cárdenas Daza.

Los rastreos siguen y el miércoles 26 de febrero los investigadores, que desarrollaban labores de inteligencia por la urbanización Colinas de El Rosal, ubican a varios sospechosos, a quienes imparten la voz de alto, pero la misma no es acatada. Los sujetos corren y los detectives van tras ellos, dando inicio a una persecución a pie, que termina cuando uno de los sujetos intenta ingresar a una vivienda.

Con un arma de fuego, tipo pistola, se enfrenta y en el intercambio de disparos resulta herido, dice el comisario Uribe, para agregar que de inmediato es trasladado por los mismos funcionarios al hospital de esa localidad, donde poco después se informa sobre su fallecimiento. Fue identificado como Daniel Alfredo Pineda Chacón, venezolano de 25 años de edad, conocido con el apodo de Danielo.

Sus compañeros aprovecharon el intercambio de disparos para escapar, pero siguen siendo buscados activamente, expresó el director del Cicpc en el Táchira.

En ese lugar fueron recuperadas un arma de fuego, tipo pistola, marca Tanfoglio, calibre 9 milímetros, con seriales limados; tres motocicletas, vestimentas de uso militar y varios casquillos de bala, calibre 9 milímetros. Entre las motocicletas recuperadas está la que utilizaron para trasladar a la víctima hasta el lugar donde le causarían la muerte.

Varios de los supuestos paramilitares que están en fuga se encuentran identificados, entre ellos N.O. Cárdenas Guerrero, se reveló finalmente a los periodistas.

- Advertisment -