domingo 4 diciembre, 2022
InicioSucesos«Se salvaron porque se resguardaron, en una especie de cueva en La...

«Se salvaron porque se resguardaron, en una especie de cueva en La Molina»

18.270 views

Perros amaestrados y drones se ha empleado en las labores (Foto Cortesía)

Durante las labores de rescate de los cuerpos, algunos funcionarios de los organismos de socorro han resultado con lesiones

Han pasado ocho días desde la tragedia natural que ha consternado a la colectividad tachirense y a familias de Puerto Ordaz. Una tarde de alegría y compartir devino en tragedia, por los hilos inesperados del destino. La súbita crecida de la quebrada La Molina, en el sector Potrero de Las Casas, en el municipio Lobatera, arrastró a diez jóvenes que compartían en un campamento juvenil de la Iglesia Metodista.

Una hora después, a eso de las 5:10 de la tarde de ese viernes 23 de septiembre, funcionarios de Protección Civil Lobatera arribaron al sitio. En efecto, las aguas turbulentas mostraban su peor rostro.

Ya varias personas de la comunidad habían llegado al afluente hídrico con el propósito de auxiliar a las personas que se encontraban aisladas a un lado del caudal. Para ello, disponían de dos cuerdas; no obstante, la fuerza de las aguas constituía un gran peligro, incluso para los baquianos del sector.

Poco tiempo después, se hicieron presentes funcionarios de Protección Civil Táchira, de Michelena, del cuerpo de Bomberos, así como algunos efectivos policiales y de la Guardia Nacional Bolivariana.

A pesar del peligro, unos funcionarios lograron cruzar la corriente, para de este modo alcanzar una especie de cueva, en donde se resguardaban algunas de las personas del campamento, que habían evadido la furia del torrente.

Todo era confusión. Unos lloraban y temblaban; otros guardaban silencio y estaban como en shock. Si bien, explicaban a los uniformados que otras personas estaban desaparecidas, no atinaban a dar un número concreto. Sin embargo, les pedían, con desespero, que los buscaran cuanto antes.

De inmediato, instalaron un sistema de tirolesa o de cuerdas. De este modo, fueron rescatando a cada uno, “empaquetándolos” en camillas. Una joven presentaba un cuadro de hipotermia. Otra persona, un episodio convulsivo. Estando a salvo, tomaron rumbo al club adonde se estaban hospedando.

Rastrearon hasta la madrugada

En las instalaciones de los “Potreritos” pasaron lista y efectuaron el conteo de las personas rescatadas. Entonces confirmaron que, lamentablemente, diez de los participantes de aquel campamento habían desaparecido aguas abajo.

A eso de las 8:00 de la noche, aunque pudiera parecer una acción temeraria, los uniformados, en compañía de habitantes de estas aldeas, se dirigieron a la quebrada en cuestión. Hicieron un recorrido, mientras gritaban, llamándolos, esperando que alguien contestara. No obstante, esto no fue así. Esta primera excursión al punto de la tragedia, se postergó hasta las 2 y pico de la madrugada.

Ha sido duro

El sábado 24 septiembre se restablecieron las labores de búsqueda. Lo que ha significado todo un reto para los funcionarios de los diferentes organismos. Durante los patrones establecidos, han debido enfrentar condiciones adversas, un terreno escarpado, zonas rocosas y de sedimentos, a los que han tenido que acceder “gateando”; zigzagueando entre cuevas, pozos y una que otra cascada.

Extraoficialmente, se ha podido conocer, que se les han dañado los calzados y otras prendas de vestir. También han resultado con lesiones durante estos recorridos.

Rescatan cadáveres

Con el paso de las horas, se sumaron equipos de organismos nacionales, expertos en el uso de drones y perros amaestrados para este tipo de eventualidades.

Entre el sábado 25 y el domingo 26 se hallaron ocho cadáveres. Desde entonces se rastreó un área que abarca los municipios Lobatera, Ayacucho y García de Hevia, en busca de dos jóvenes que también fueron arrastrados por la corriente: Anny Monsalve, de 21 años de edad, y Jhon Jarvey Jáuregui Parra, de 23 años. Este viernes hallaron el cuerpo de la joven Anni.

Los patrones de búsqueda de este jueves 29 de septiembre no pudieron cumplirse a cabalidad, debido a la crecida experimentada por los afluentes tras las fuertes lluvias registradas. Este viernes, las labores se centrarían en la inmersión dentro de los afluentes, tratando de ubicar rastros en los fondos de sedimentos del cauce. (RM)

Hallaron cuerpo de Anni Monsalve

Anni Monsalve, de 21 años de edad.

A ocho días de la tragedia de Lobatera, este viernes grupos de rescate y salvamento, hallaron el cuerpo de la joven Anni Monsalve, de 21 años de edad.

Monsalve formaba parte de los 10 jóvenes, que fueron arrastrados por la quebrada La Molina, cuando estaban en dicho afluente en una rato de dispersión y tomándose fotografías en un paseo que hicieron de la convivencia que sostenían en Potrera de Las Casas, como miembros de  la iglesia Metodista.

Solo falta por encontrar al Jhon Jarvey Jáuregui Parra, de 23 años, quien estaba con el grupo y se da por desaparecido, desde el viernes.

Aunque los familiares mantenían la esperanza de encontrar con vida a la joven estudiante de psicología, en una universidad privada del Táchira, no fue posible y este viernes luego de unas 200 horas de intensas y difíciles de trabajo de búsqueda fue hallado su cuerpo.

Hoy se activará nuevamente el sistema de búsqueda, comandado por Protección Civil para encontrar a Jhon Jáuregui.

- Advertisment -
Encartado Publicitario