Sicario acribilló a balazos a verdulero en el mercado de Táriba

10591

A tiros acribillaron a un vendedor de verduras en el Mercado Mayorista de Táriba, cuando se hallaba frente a un local de comida informal, en el interior del recinto, y un hombre a pie le disparó en reiteradas ocasiones, causándole la muerte de manera inmediata.

Luis Alberto Martínez, quien tenía 45 años de edad, era conocido como Chuky, según trascendió a las autoridades policiales.
Testigos revelaron que el hombre fue atacado aproximadamente a las 6:30 de la tarde del viernes, cuando departía con varias personas e imprevistamente un desconocido se le acercó a pie y le disparó a quemarropa, para luego huir rápidamente del lugar por un portón que da acceso a la comunidad de Las Margaritas de Táriba, donde se escabulló fácilmente.

Algunas de las personas que se hallaban junto a la víctima intentaron perseguir al sicario, pero este les amenazó, lo que impidió que le siguieran.

Se aseguró que, en el momento del crimen, en la zona se hallaban varios funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que tienen a su cargo la custodia del mercado, quienes no se percataron del homicidio, lo que les impidió reaccionar para detener al asesino.

El cadáver del infortunado quedó boca abajo, sobre una caja de cerveza, y ante la dantesca escena, fue cubierto con una sábana blanca.

Minutos después del hecho, al área donde ocurrió el asesinato acudieron funcionarios de la Policía del estado Táchira y de Policárdenas, que se encargaron de acordonar el sitio para evitar la alteración de la escena del crimen.
Algunos testigos, consultados por las autoridades, revelaron que la persona que mató al vendedor de verduras era un joven, de escasos 20 años de edad.

Integrantes del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas elaboraron el levantamiento planimétrico del cadáver, así como la fijación fotográfica del mismo. En el sitio, los investigadores localizaron varios casquillos de balas de alto poder, que fueron colectadas.

Una vez culminadas las experticias de rigor en la escena del crimen, el cadáver fue trasladado a la morgue del Hospital Central para la necropsia de ley.

Pablo Eduardo Rodríguez